Los inicios del cine en México

Según cuenta la historia del #cine en nuestro país, fue un día 15 de agosto de 1896, cuando en lo que hoy es la calle de Madero, en el centro de la capital mexicana, se llevó a cabo la primera función de #cine en México.

Las cintas “Llegada de un tren” y “Salida de los obreros de la fábrica” maravillaron en ese entonces, a la multitud que se congregó en plena calle a conocer unos de los inventos más modernos y sofisticados de esa época, el llamado cinematógrafo.

Ese fue el comienzo de una industria que maravilló a nuestros antepasados, quienes extasiados pudieron observar, como las personas podían moverse al ser proyectadas en una pared.

Hoy al paso de los años para nosotros, ir al #cine se ha convertido en una actividad común que nos envuelve en una gama inmensa de diversos sentimientos y emociones, logrando que nuestras mentes tengan un vuelo a la creatividad, mediante experiencias que solo en una película, se pueden lograr.

El festejo del Cine Mexicano

Ha iniciativa del Senado de la República, se escogió esta fecha tan significativa, para llevar a cabo los festejos de celebración de lo que se ha denominado #Día Nacional del #cine mexicano.

La serie de eventos incluyó la proyección de cintas nacionales tanto en la Cineteca Nacional como en diversas salas de las cadenas de cine nacionales. [VIDEO]

La Lotería Nacional también se sumó a la propuesta y lanzó billetes de sorteo con las imágenes de diversos actores de México.

El objetivo de esta propuesta es la de reconocer el esfuerzo de quienes han conformado una industria que en tiempos pasados, fue fuerte y digna de admiración internacional.

El cine mexicano en números

Es triste ver que una industria que en los tiempos de la llamada época de oro del cine mexicano fuera de enorme valor cinematográfico, admirada y respetada en el mundo, hoy sea un medio de vida de tan solo unos cuantos que siguen produciendo con mucha iniciativa, creatividad y deseos de hacer renacer a ese monstruo que se quedó dormido, gracias a la falta de apoyo de los diversos gobiernos federales que ha tenido nuestro país. Como siempre el presupuesto se destina a otras actividades, en donde es más fácil sacarlo para los bolsillos de los políticos.

Tan solo en el año 2016, se produjeron en México, 160 películas de las cuales únicamente 3 de ellas lograron pasar la barrera de los 100 millones de ingreso en taquilla.

Esta triste realidad nos demuestra que en nuestro país, aunque existe un gusto por ir al cine, desafortunadamente los cinéfilos no aceptan el cine nacional como opción de diversión.

Falta de conocimiento, malinchismo o cualquier otro pretexto que se pueda decir, solo han servido para evitar el crecimiento de la industria.

Dicho sea de paso, también muchas películas que se ven en cartelera, desde la época de las cintas de ficheras y cabareteras, están en su mayoría cargadas de sexo, groserías y violencia que no corresponden al nivel de calidad que el espectador busca.

Muy pocas son las películas que puede uno disfrutar en familia o que tengan un tema para adultos, tratados con la seriedad y respeto que se merecen.

Los recuerdos

Sin duda esos tiempos de funciones de #cine en donde los niños y jóvenes nos metíamos a esas grandes y enormes salas de cine como el Roble, el Opera, Lux, Latino, Alameda, Arcadia y veíamos en películas de blanco y negro a estrellas de gran calidad desde charros, dramas familiares, luchadores, vaqueros y comedias han quedado en el baúl de los recuerdos.

El #cine se hacía con más creatividad que con tecnología, se filmaba en locaciones exteriores bajo la lluvia, el calor y el frío; en foros diseñados con escenografías pintadas a mano y con tantas carencias que en nada se parecen al tipo de producciones que se realizan actualmente en fondo verde, creando de forma digital, la atmósfera más adecuada para cada cinta.

Apoyemos el #cine mexicano y luchemos por hacer renacer a esta industria, que ha hecho reír y llorar a millones de personas alrededor del mundo.

#Día Nacional del Cine Mexicano