Nada hay más aterrador que verse atrapado en una situación donde alguien viole tu espacio personal, te obligue a actuar en contra de tu voluntad o sobrepase tus límites.

La punta del iceberg se revela

Esto es lo que nos muestra el documental "An Open Secret" por Espanda Productions LLC, dirigido por Amy J. Berg y lanzado el 14 de noviembre del 2014; aterrador, pero necesario. A través de los testimonios de algunas de las víctimas de Directores y Managers dentro de la industria cinematográfica, nos narran cómo sus vidas se vieron arruinadas tras sufrir el abuso de estos predadores, al mismo tiempo que deseaban comenzar sus carreras como actores.

Aterradoras historias son reveladas tan sólo como el pico de una gran montaña que se ve enterrada por una sociedad indiferente. Evan Henzi cuenta, como una de las declaraciones principales, que a la edad de 11 años, cuando se interesaba por el canto y la actuación, Martin Weiss, manager de niños actores, comenzó a acercarse más y más al joven y a su familia. Por supuesto que, después de meses de amistad, los padres de Evan confiaron su hijo al carismático representante. Una noche Martin lo llevó por un paseo en su carro; tras minutos manejando en círculos y preguntando cosas como: "¿Y a ti te gustan las niñas o los niños? ¿Alguna vez has visto un hombre mayor desnudo?", se detuvo en un parque donde empujó al menor contra un árbol y lo obligó a bajarse los pantalones para después aprovecharse de él.

Inimaginable e increíble. Henzi, este gran hombre, merece toda la admiración y respeto al enfrentarse con un triste y espantoso pasado; por querer sanar a través de la liberación y con ello, ayudar a cualquier otra persona que se identifique con su historia.

Injusticia y sus terribles consecuencias

Bob Villard, Brian Peck, Michael Harrah son algunos de los nombres mencionados como agresores de niños. Abusando de su poder y la vulnerabilidad de sus clientes –pequeños jóvenes con el sueño de convertirse en la próxima estrella de la TV–, se han librado de lo que debería ser una eterna desaprobación y reprensión por parte del mundo. Algunos cumplieron 6 meses o una absurda cantidad de tiempo en prisión; pero la mayoría continuó trabajando en el medio y sigue, hasta ahora, impune por cargos que, seguramente, son muchos más de los que se hacen escuchar.

No se trata sólo de ellos, de Harvey Weinstein [VIDEO] o del caso más reciente con Kevin Spacey. No es cuestión de preferencias sexuales o de personas confundidas; es una aberración y debe terminar.

Nadie debe pasar por situaciones que rompan su seguridad, fe y ganas de vivir.

Mark Ryan, otro de los testimonios del documental, creyó encontrar un refugio en las drogas y el alcohol tras verse deprimido por el abuso sexual que sufrió en una de las fiestas de Marc Collins-Rectors; éxtasis, mariguana, entre otras sustancias, estaban al alcance de los menores; justo así fue como Mark despertó un día desnudo en la cama de Collins, confundido y totalmente destrozado. Pero él, como seguramente muchos otros, es un sobreviviente; literalmente, después de sufrir un ataque que lo llevara al hospital y le diera 72 horas de esperanza a sus padres según los doctores, el valiente Mark despertó y son ya años en los que él y su familia siguen luchando por recuperarse de aquel tormento.

Alcemos la voz y apoyemos a las víctimas de casos como los de estos niños, jóvenes y ahora adultos que siguen de alguna forma, tratando de encontrar la paz en sus corazones. "Si no hablamos, normalizamos este horror; al normalizarlo, lo volvemos invisible y entonces todos somos culpables" -Caroline Heldman.

Documental completo: https://vimeo.com/142444429 #AnOpenSecret #FilmingIndustry #Hollywood