Emilio Azcarrága Jean pertenece a la tercera generación de los dueños y creadores de la televisora más antigua del país, incluso tuvo varias décadas de esplendor con sus telenovelas reconocidas en todo el mundo y dobladas a muchísimos idiomas; pero de unos años para acá apareció su peor enemigo: el internet, el cual ha acaparado la atención de los jóvenes y ya no consideran necesario ver programas en la tele. Para nadie en México es sorpresa lo que está sucediendo con Televisa, pues su falta de raiting [VIDEO]es un secreto a voces, pero las manifestaciones más fuertes fueron el año pasado que fueron despedidos simultáneamente tres personalidades del periodismo: Adela Micha, Brozo y Joaquín López Dóriga; pocas semanas después despidieron a otra periodista muy querida y entrañable desde los inicios de Televisa, me refiero a la altruista Lolita Ayala.

A la par del despido de esta querida personalidad le cambiaron el nombre a su canal principal, el cual se llamaba "El Canal de las Estrellas", su nuevo nombre es "Las Estrellas"; hubo cambio de imagen y programación, además hubo mucho recorte de personal técnico y administrativo, a la par que terminaron con la exclusividad de sus actores; todos estos cambios, según ellos, para estar a la par de la era digital actual.

Llegó el momento de reconocer la verdad

Tras los sismos registrados en el país el pasado mes de septiembre, Televisa creó la historia de "Frida Sofía", fueron más de 36 horas las que utilizaron a sus creativos histriónicos para ir forjando la historia y tener a los televidentes al filo de la butaca esperando el feliz desenlace de tan conmovedora historia, pero se les cayó el teatrito cuando la Armada de México desmintió la existencia de la supuesta niña.

Salieron muchos memes sobre su farsa y se hicieron más presentes los comentarios en las redes sociales de la inminente quiebra de la empresa, pues tuvieron que usar tan sucio ardid para poder obtener la atención del público y ganar un alto raiting.

Hoy 26 de octubre finalmente aceptaron la crisis, por la que renunció Azcárraga Jean a la dirección de la compañía, dejándola a cargo de sus dos principales colaboradores: Alfonso de Angoitia, vicepresidente de Finanzas, y Bernardo Gómez, vicepresidente de Noticias y Relaciones Gubernamentales. A partir de hoy, él sólo se quedará como presidente del Consejo de Administración de Televisa, reorganizará la fundación “de caridad” de la empresa y estará al frente del equipo de futbol soccer América. [VIDEO]

¿Cómo la ven?