Recientemente la actriz Kate del Castillo reveló que existe un "catálogo de actrices" de Televisa [VIDEO] donde caballeros pueden elegir a una de ellas como damas de compañía, para pasar una noche de pasión; incluso se les llega a ofrecer hasta un millón de pesos por noche a las actrices que aceptan prostituirse, apareciendo en tan polémico "catálogo".

Desde entonces han surgido una serie de declaraciones, como la de actrices como Alejandra Ávalos y Dulce María, que afirman que dicho "catálogo de de actrices" de #Televisa sí existe, pero que ellas nunca aceptaron participar en él.

Las actrices que aceptan aparecer en el catálogo de prostitutas VIP de la televisora son quienes logran alcanzar papeles protagónicos en las series y telenovelas de dicha empresa, tentación en la que muchas, aceptan por interés o por necesidad.

Hasta la actriz Carmen Salinas, que ya tiene 83 años, declaró que Kate del Castillo no debe hablar mal de la empresa que todavía le da de comer a su papá, el primerísimo actor don Erick del Castillo.

La declaración infantil de nuestro flamante Presidente de la República a los medios

Ante la polémica que se ha armado y dado que nuestra Primera Dama [VIDEO] es de las actrices más destacadas de Televisa, los medios de comunicación entrevistaron al Presidente Enrique Peña Nieto, en relación a la forma en que conoció a Angélica Rivera; a lo que él aceptó y que eligió en el catálogo de actrices de Televisa.

Esa noticia no nos sorprende a los mexicanos, pues "La Gaviota" llevaba quince años apareciendo en papeles protagónicos en Televisa; lo que sí causa náuseas es la respuesta tan estúpida que Peña Nieto da ante el cuestionamiento.

Y es que asevera que el catálogo se divide en dos partes, una de prostitutas VIP y otra para ser esposas de altos funcionarios, así que siendo católico como él, es que eligió a una mujer que fuera pura para casarse por la Iglesia y convertirla en su Primera Dama.

También dice que eligió a Rivera porque, aunque tenía tres hijas, le aseguraron que eran concebidas por intersección del Espíritu Santo y - por lo tanto - ningún hombre la había tocado. Así que la eligió a ella y se casó vestida de blanco, como él lo había soñado.

¿Quién se va a aventar ese argumento en pleno siglo XXI?. Peña Nieto se sacó de la manga esa balada de respuesta y el reportero que lo entrevistó no tuvo más remedio que aceptarla, por tratarse del Presidente de la República; aunque por dentro haya estado muriéndose de la risa. Les aseguro que si yo hubiese sido la entrevistadora me aviento la carcajada enfrente de él. #EPN #México