El nuevo capítulo de #Dragon Ball Súper, como es costumbre, ya está en el aire y por supuesto en esta sección estan las siete cosas curiosas, cosas también interesantes, asimismo como referencias paralelismos y un montón de otros datos interesantes a lo largo de esta emisión donde Goku y el resto de su equipo se enfrenta al universo tres.

Análisis

Comenzamos con uno de los integrantes del universo tres, fuera del hecho de que sea un robot que prácticamente toma las estadísticas para poder evaluar a cada guerrero, nos recuerda tanto en diseño como en algunas funciones a Giru, un personaje exclusivo de por supuesto el recordadísimo Dragon Ball GT.

Es interesante ver que el Kaio-shin Ea, tiene un tic y es que a lo largo de este episodio nos ha mostrado que agarrarse y acomodarse las gafas es prácticamente algo que ama hacer este tipo de Kaio-shin, lo que nos recuerda a las múltiples escenas recicladas de Heles, en la cual extendía su brazo, ya que en lo que va del torneo del poder, Ea se ha acomodado las gafas montones y montones de veces más en este capítulo que en algunos anteriores.

Los robots del universo tres por supuesto tienen la habilidad de fusionarse entre ellos, aunque utilizar la palabra fusión creo que es demasiado exagerado para los estándares de Dragon Ball, por lo tanto diríamos que en vez de ser una fusión es más bien un ensamble de piezas, claro podíamos intuir que éste sería el futuro de estos guerreros mecánicos, debido a que por supuesto, tienen el mismo color, todos tienen el mismo tono de verde por lo que era bastante lógico inclusive y de hecho, varios usuarios y fans publicaron algunos artes donde ya mostraban la fusión, al final resultó ser un tanto diferente pero aparentemente la fusión tiene algo que ver con Mosco, el dios de la destrucción del universo, quien también es una máquina, porque en el momento que estos tres están listos para fusionarse, en el fondo, el símbolo del universo tres aparece.

Si esa especie de engrane con un ojo en el centro, que evidentemente es el ojo de su hakaishin aparece a espaldas de estas máquinas, acto seguido esa luz verde proporciona la energía suficiente para que éstos puedan ensamblarse en un nuevo guerrero, las piernas, el torso y por supuesto las manos extensibles y garras que tienen para poder luchar, siendo el robot analítico y el que parecía ser el más débil, la cabeza, cosa que cobra sentido ya que es este el que procesa la mayor cantidad de datos, pero así mismo siendo los brazos. Sea como sea el robot del universo tres, debido a su ensamble será capaz de luchar de tú a tú contra los guerreros del converso siete, al punto de obligar a Goku y a Vegeta en transformarse a Súper Saiyajin Blue.

Durante este episodio podemos apreciar un poco más al científico [VIDEO] loco Paparoni, por supuesto no es ninguna sorpresa de donde proviene su nombre, ya que evidentemente hace referencia al ingrediente de las pizzas y una de las carnes frías más famosas a nivel global, el peperoni, fuera de ello este personaje parece ser muy al estilo elegante, llevando un traje, unas patillas con un pelo de color blanco y un monóculo, además de un bastón digno de la mismísima aristocracia, lo cual contrasta mucho y hace bastante juego al mismo tiempo con el tipo de vocabulario que tiene Paparoni.

Podemos apreciar que Gohan es el que lleva los titulares [VIDEO] de este capítulo, si, el hijo del saiyajin se lució por sus breves momentos, siendo el que encabezaría la batalla y permitiéndole tanto Goku como a Vegeta que recuperaran la suficiente energía y analizaran lo suficiente al enemigo para dar un contraataque digno. #Gohan, ahora que no está más su maestro Piccolo, parece tener un mejor desempeño a la hora de la verdad, a pesar de que el nivel de Gohan seguramente no está a la altura de enfrentarse a los más poderosos del torneo como Jiren, lo cierto es que sabe sacar un buen partido de su poder para enfrentar a otros, mientras los verdaderamente titanes guardan la energía necesaria. Sin Piccolo de por medio, Gohan, se siente más responsable, es un personaje que no se siente con una niñera siempre detrás de él, ya no hay nadie que lo esté salvando a cada segundo, a pesar de que en este capítulo de nueva cuenta Goku y Vegeta vuelven a la carga para salvarle el trasero una vez más. Sea como sea, Gohan en este capítulo se ganó el respeto del dios de la desturcción Beerus, al punto de que el mismísimo dios gato, deja de llamarlo el hijo de Goku, el mocoso de Goku, como originalmente le dice en sus palabras el japonés. Sin embargo, ahora Bills se busca más bien llamarlo por un nombre correcto el cual les Gohan, esto mismo sucedió cuando el maestro Roshi en su respectivo capítulo, se lució dando un gran acto de valentía y sacrificio siendo que en hakaishin lo reconoció con el nombre del maestro, ahora hace lo mismo con el pequeño son Gohan a quien no le importa ponerse de por medio.

A pesar de que es un detalle bastante simple, hay personas que se han estado preguntando el por qué, el motivo, la razón o sencillamente una explicación de por qué Vados está sentada con el resto del universo siete, si el resto de los ángeles no se han movido de sus lugares al momento de la destrucción de sus universos, la respuesta es simple, a pesar de que todos los ángeles son hermanos y son hijos de Daishinkan, solamente existe un par de gemelos, es decir que nacieron o fueron creados al mismo tiempo y estos son muy estimados, estos dos ángeles son hermanos gemelos y sencillamente ella fue nacida o creada unos segundos antes que Wiss, es por eso que son más unidos.

A lo largo de este capítulo podemos apreciar que Jiren no ha estado haciendo absolutamente nada. Jiren es un guerrero super poderoso que fácilmente y en un santiamén podría haber eliminado a todos los miembros del universo siete, ahora que no tiene el poder suficiente, asimismo aparentemente Jiren está pidiendo al resto de sus compañeros, Toppo y Dyspo que hagan algo al respecto, por lo tanto, en vez de crear una emboscada que eliminaría en consecuencia al universo tres y al universo siete, volviendo los ganadores automáticos Jiren, Toppo y Dyspo prefieren quedarse de brazos cruzados sin hacer absolutamente nada.

Este capítulo fue bueno y sencillamente el protagonismo de Gohan también estuvo bastante bueno, ya que es un personaje que hace mucho tiempo no lo veíamos desplegarse de una manera tan magnífica a la hora de las batallas, sin embargo, creo que al villano o el rival a vencer en turno, no se le dio tanto peso, no tiene tanto dramatismo, su diseño no es el mejor y seguramente si hubieran agregado una pizca de Freezer, hubiese sido mucho mejor este capítulo, pero el emperador del mal se limita a quedarse observando, tal cual lo hace Jiren, tal cual lo hace Dispo o tal cual lo hace Toppo, algo que provocó que este capítulo se sintiera sencillamente como para alargar más el torneo del poder, fácilmente pudieron entrar fusionados desde el momento el número uno, así que pues, este capítulo a pesar de ser entretenido y obtener el regreso entre comillas de Gohan, siento que es un capítulo para pasar el rato y nada relevante. #Dragon Ball Super