Uno de los tipos de críticas que está recibiendo actualmente #Dragon Ball Super, es el hecho de que ya no proporciona [VIDEO]esa sensación de riesgo dentro de la serie, al no sentir que los antagonistas realmente se tornen como un verdadero peligro, tal como una vez lo llegó a presentar Freezer, Cell y Buu.

Considerando que los acontecimientos de #Dragon Ball Super no son más que un juego, es obvio que no tendrán ninguna sensación de riesgo y se pensará que la serie sólo es un juego.

Considerando que esta serie es una pre-cuela del maga de Dragon Ball, por lo que sin importar cuantos antagonistas aparezcan en la serie de DBS, ninguna será representada como una verdadera amenaza, por lo menos hasta que Goku conozca a Uub.

¿Goku mucho más fuerte que un destructor?

Por lo tanto, no fue sorprendente que Goku llegara al nivel de los Dioses tan rápido, si consideramos que cuando conoce a Uub lleva puesto su traje azul, que representa al maestro de las artes marciales. Si tomamos en cuenta que Wiss actualmente es su maestro para fines de Dragon Ball Super Goku mínimamente debió sobrepasar en todos los aspectos al Dios Destructor, considerando [VIDEO]que el Sayayin actualmente se encuentra a nivel de los Dioses de la Destrucción, gracias al “Migatte No Gokui”.

¿Cuántas sagas más para acabar DBS?

Si nos basamos en esto, el Torneo de Poder debería ser la última saga de Dragon Ball Super, ya que en el manga del final de Dragon Ball transcurren cinco años, sin que Goku haga acto de presencia y - por tanto - en este lapso de tiempo Goku ya debería dominar a la perfección el “Migatte No Gokui”, tanto en defensa como en ataque.

Si es que no lo hace en el mismo Torneo, pero de ser así no se ve muy alocado ver a Goku al nivel de los ángeles con entrenamiento de cinco años; claramente si es entrenado por Wiss y de esta manera consigue su traje de entrenamiento como Maestro.

Personalmente creo que Dragon Ball Super sirvió más para la respuesta, que constantemente se realizaban en DBZ, además se demostrarnos nuevos niveles y expandirnos a otros Universos.

Si bien no estamos afirmando que DBS sea mala, simplemente la serie ha tenido sus altibajos, donde la gente se excusa para tacharlo como un error, por lo que muchos fans sólo critican por criticar. Super ha hecho bien su trabajo, siendo como pre-cuela y es por esto que no puede ser comparada con Dragon Ball GT, la cual intentó ser la pre-cuela. Son dos cosas completamente diferentes. #Animación