Itachi Uchiha era adicto a un medicamento que lograba extender su vida y sobrellevar su enfermedad hasta el encuentro con su amado Sasuke, su hermano menor. Sin embargo poco se explicó [VIDEO]sobre qué fármaco era, y sobre todo cómo era la enfermedad, [VIDEO]y cómo fue que Itachi se volvió adicto a este fármaco es un verdadero misterio, un fármaco desconocido que calmaba su enfermedad pero de alguna manera lo volvía adicto es algo muy interesante, a continuación te comentaremos todo lo referente a esta adicción.

El extraño medicamento de adicción, y su origen

Buscando un alivio a su malestar, Itachi escuchó rumores de una aldea oculta llamada “Rococo” donde clanes se hacían partícipes de la creación de medicamentos que permitían curar muchas enfermedades, inclusive las más extrañas, Itachi sabiendo que necesitaba tiempo se dirigió a esa aldea compuesta mayormente por civiles y muy pocos shinobi, donde rápidamente se dedica a buscar dicho medicamento, uno que hiciera efecto a su intensiva tos sangrienta y su imparable ardor de ojos, pero sobretodo algo para que su cuerpo le dejara de adelgazar tanto, estó llevo a Itachi al descubrimiento del Sangei-sai, un poderoso fruto que elevaba la fuerza física de quien lo consumía.

Sin embargo, este mismo medicamento era perfecto para aliviar enfermedades extrañas si era infundido con el chakra del clan Kodon dejando de llamarse “sangei-sai” y pasando al nombre de “kotaro”. Esta poderosa droga sería lo que Itachi buscaba, pues el narcótico kotaro tiene una propiedad especial, primero es esencial para tratar las enfermedades graves, sin embargo, es extremadamente adictiva para quien la consume , y además está dividida por rangos según lo que se necesite.

El Kotaro más potente tiene consecuencias negativas a la hora de curar las enfermedades

A pesar de esto, Itachi rápidamente pidió el kotaro más potente, llamado “Kotaro Grueso”, con este se creó una poción en gotas que se aplicaba en los ojos, así Itachi trataba su enfermedad a costo de quedarse ciego temporalmente, sin embargo, esta no era una cura absoluta para la enfermedad que tenía, por lo tanto, el Uchiha solo estaba extendiendo su vida por un tiempo teniendo claro cuál sería su verdadero final, que si bien sufría por esta enfermedad el Uchiha disfrutaba el placer que le daba esta poderosa droga. La droga Kotaro era tan esencial que incluso se convirtió en la verdadera economía de la aldea y por ello se tuvo que dividir en tres partes.