Goku, protagonista principal de esta serie de Dragon Ball Z, es un joven guerrero que fue entrenado por su abuelo llamado Gohan, quien se dedicó a entrenar fuertemente a su nieto en el desierto, para que llegara a hacer un excelente guerrero. Si nos acordamos, Goku quien es un héroe, vivió un mal momento pues muchos lo llegaron a llamar el anti héroe y esto como consecuencia a una misión, la cual no pudo cumplir y que era de mucha importancia. Después de ese trágico momento, para este joven el abuelo decidió adoptarlo y convertirlo en el gran guerrero que es hoy.

¿Quién es Goku?

Este joven guerrero es totalmente diferente a cualquier otro [VIDEO] joven de su edad, pues él tiene una cola y posee las posibilidades de volar a corta distancia, además es un chico muy rápido, ágil y fuerte.

A lo cual su abuelo le ha podido sacar mucho provecho para sus entrenamientos.

Este joven cada vez que sale a una pela, lo hace sin pensar que va a ganar, sólo sale a combatir y a dar lo mejor de él. Particularmente este joven, cada vez que sale a disputar una pelea, lo termina entregando todo y más aún si sabe que está defendiendo a una persona inocente; pues Goku se ha destacado por ser un guerrero que defiende el bien.

Funcionó el entrenamiento de Gohan para Goku

Como todos ya sabemos Goku fue adoptado por su abuelo a muy temprana edad, donde Gohan día a día trató de sacar lo mejor de este niño, con muy fuertes entrenamientos y todo esto para lograr convertirlo en uno de los mejores guerreros.

Gohan es uno de los mejores profesionales [VIDEO] de todas las artes marciales y quien pasaría un poco de sus grandes enseñanzas a su nieto Goku.

Su abuelo se encargó de convertir a Goku en uno de los mejores guerreros de Dragon Ball Z, pero siempre le tuvo presente que tenía que ser un guerrero de un buen corazón y defender el bien.

El abuelo Gohan, quien termina falleciendo durante el avance de esta historia, fue acreedor de una Bola de Dragón, la cual se la daría a su nieto Goku, antes de fallecer, dejándole así una gran responsabilidad a este chico. Sin embargo, su abuelo no alcanzó a decirle el gran poder que tenía esta Bola del Dragón.

Goku se encargó de cuidarla muy bien, pues sabía que algún día descubriría su significado y que uso debía de darle. Y así fue, un día Goku se consigue con una joven que le terminaría contando todo el gran poder que ésta tenía. Allí Goku entendió que poseía demasiado poder en su mano, lo cual debía asumir con total responsabilidad.