La única mujer heredera del clan Uchiha, por lo tanto Princesa del mismo, es decir se podría decir que Sarada Uchiha - actualmente y hasta que muera - se podrá proclamar [VIDEO]como la Princesa del Sharinga, en ella corre el destino de poder repoblar su clan Uchiha, aquel caracterizado por el Ojo Rojo también conocido [VIDEO]como el Ojo Copiador Giratorio. Sin embargo, así como tiene ese poderoso Doujutsu, tras ella se esconde una maldición de odio, que conecta los Uchiha que existieron y que actualmente existen, es decir, Sasuke y Sarada Uchiha, por el momento.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

Sarada Uchiha

La joven Uchiha siempre ha tenido dudas acerca del matrimonio entre su madre Sakura y su padre, Sasuke Uchiha. En este arco, vemos como el encontrar una foto, hace que ella dude de todo lo que pensaba desde niña.

En ese sentido, las gafas juegan un rol crucial.

Karin y Sarada se parecen por estas razones

Sasuke solía alimentarse del Chakra de Karin, cuando se cansó durante las peleas y el chakra es la unidad básica en el ninja, así que muy probablemente la alineación del ADN cambió algo, dentro de Sasuke Uchiha.

Durante la última escena del Manga, Karin confiesa a Suigetsu que ayudó durante el parto de Sarada, mientras Sakura estaba en un escondite de Orochimaru. También se refiere a que las conexiones y lazos no suelen estar relacionadas con la sangre. En ese momento, Sakura estaba embarazada y ella estaba persiguiendo a Sasuke, con Karin ayudándola durante su viaje. Así que durante todo ese lapso, Karin proporcionó mucha energía Sakura, cada vez que esta última se sentía débil.

Sólo para tu información: aún más, mordiéndose a sí misma y consumiendo parte de su chakra, su curación se vuelve instantánea. De la misma manera, ella puede curar a otros dejándoles morderla. La potencia del chakra curativo de Karin fue suficiente, para restaurar las reservas de chakra de Tsunade.

Finalmente, puede que Kishimoto haya hecho esto adrede, para dar mucho de qué hablar.

A ciencia cierta, Sarada se parece a sus padres, pero la razón más controversial sobre su diseño es el par de gafas que usa, siendo un regalo de Karin.

Sin embargo, no soló el hecho de que una prueba de ADN pruebe que Karin Uzumaki no es la madre de la pequeña Uchiha, pues en cuanto a combate la pequeña heredó las capacidades de su madre Sakura es decir, el control del chakra en sus puños para dar potentes ataques que pueden destruirlo, todo o casi todo con un solo puño. ¡Algo sorprendente!