Luego de casi cuatro meses, desde que dio inicio el programa de Máster Chef México 2017 y luego de cada domingo por la noche en que este hizo que se nos abriera el apetito frente a la pantalla, este domingo 17 de diciembre llego a su fin y salió a la luz su nueva ganadora: Honorina.

Esta participante originaria del estado de Tlaxcala [VIDEO], convenció en esta recta final no sólo a los chefs Benito Molina, Betty Vásquez y Adrian Herrera [VIDEO], sino también a los chefs invitados Paco Roncero y Paco Méndez, quienes degustaron de su sazón único y tradicional.

Sin embargo, esta no es una reseña del programa y por lo tanto sólo se retomarán algunos hechos que ayudarán a plantear una breve reflexión y si bien sale esto, pues, tómese incluso como una invitación.

Modernidad y Tradición

De entre los comentarios y críticas que los chefs emitieron respecto a los platillos que presentó la concursante Honorina - además de que estos en su mayoría fueron positivos - , muchos de ellos principalmente ondearon en términos como: Modernidad y tradición.

Si bien es cierto que Honorina destacó en este concurso por su sazón no es menos cierto que - aunado a ello - la participante se viera en la necesidad de aprender además técnicas sofisticadas, que le permitirían mejorar la presentación de sus platillos de tal modo de incursionar en la cocina gourmet.

Un ejemplo de lo anterior, son los comentarios que hizo el chef Paco Roncero, tras degustar de los platillos de la participante; el primero de ellos, Barbacoa al estilo de Atlangatepec: “en un plato la verdad es que la modernidad no está ahí… está dentro del plato”.

Para el segundo tiempo, los comentarios fueron tomando mejor rumbo, pero sin dejar de esbozar esta misma idea: “me sorprende un plato tan tradicional que si lo refinas y lo llevas a la cocina moderna ni le pondría, ni le quitaría nada simplemente lo emplataría de otra manera”.

Finalmente, tras el tercer tiempo los chefs Paco Roncero y Paco Méndez visitaron la estación de Honorina, donde se suscitó un hecho interesante, pues, la concursante del MasterChef 2017 a partir de la tradición que su región le confiere, preparó un mole, el cual asegura la participante, es un mole que se diferencia del tradicional por la forma en que ésta lo prepara.

Filosofía en MasterChef

Todo esto, tiene su razón de ser en la breve analogía que Cesar Gordillo Pech, profesor de filosofía de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México UACM, compartió en clase con sus alumnos invitándolos a reflexionar la siguiente pregunta: ¿Estarían dispuestos a desprenderse de la tradición?

Esta pregunta, no implica necesariamente amputar la tradición por completo de nuestras vidas, más bien, habla de modificar o incluso sí erradicar hábitos que no permiten a una sociedad potenciarse mediante el conocimiento; se trata pues, de visibilizar la tradición como una base para partir hacía nuevos paradigmas, reconocer en nosotros mismos la capacidad de crear nuevo conocimiento.

Y es que actualmente nadie puede asumirse totalmente tradicional o completamente moderno [VIDEO].