No cabe la menor duda que muchos de nosotros nos hemos hecho la pregunta, ¿Qué pasaría si entrenáramos con gravedad aumentada? Bueno esta pregunta se la tenemos que agradecer a un gran personaje como lo es Goku (o para los amigo Kakaroto).

Gracias a la serie de Dragon Ball y a los diferentes tipos de entrenamiento que realizaba; el entrenamiento a una gravedad aumentada fue muy famoso, pero hoy examinaremos ¿qué le pasaría a nuestro cuerpo si alguno de nosotros entrenara a una gravedad diferente a la de la tierra?, pero primero vamos a recordar unos conceptos de física, que nos han enseñado en nuestra escuela.

El primer concepto que tenemos que tener en cuenta es el tema de la gravedad, recordemos que la gravedad es la atracción que se genera de un cuerpo hacia una masa, esto provoca una aceleración, en el caso de la tierra este valor de aceleración es de 9.81 metros sobre segundo al cuadrado.

Es decir, que si cambiamos la aceleración del objeto estamos cambiando la gravedad, actualmente hay máquinas que si pueden aumentar la gravedad, pero definitivamente no son nada parecido a lo que nos muestran en Dragon Ball [VIDEO], al contrario parecen una gran licuadora gigante que gira rápidamente.

Maquinarias como en la NASA

Este tipo de máquinas son utilizadas en la NASA, para experimentar los efectos de la gravedad aumentada en el cuerpo. A veces de esos experimentos realizados, tenemos que tenerlos en cuenta, especialmente los siguientes puntos si entrenáramos a gravedad aumentada.

1.- El ritmo cardíaco: Al aumentar la gravedad, la presión para hacer circular la sangre a nuestro cuerpo empezaría a dificultarse, por lo que nuestro corazón tendría que trabajar mucho más.

2.- Las articulaciones: Al aumentar la gravedad automáticamente nuestro peso aumentaría gradualmente, es decir que si nosotros eleváramos la gravedad a 2G, si tu peso era de 60 kilogramos ahora estarías pesando 120 kilogramos y los tendrías que mover con la misma masa muscular, es decir, el doble de esfuerzo, por lo que tus articulaciones estarían muy propensas dañarse o a que les ocurra un desagarre muscular, prácticamente no podrías ni siquiera hacer un calentamiento, tendrías que tener una excelente condición para poder - por lo menos - caminar.

3.- Respiración: Este punto es muy similar al primero, ya que la presión ejercida en los pulmones aumenta, lo que provoca que se dificulte la respiración.

4.- No se ganaría masa muscular: Todos pensamos que al estar en la gravedad aumentada y estar a una mayor presión ganarías masa muscular, pero ¡esto es falso! ya que las articulaciones se desgastarían y los huesos estarían sometidos a mucho esfuerzo por el peso extra y estrés al tener que levantar el doble de tu peso, como lo mencionamos en el punto dos.

5.- El límite del cuerpo teóricamente es de 4G, ya que a partir de este punto el cuerpo ya no sería capaza de bombear sangre.

Así que, en conclusión este tipo de entrenamientos nos traería mucho más problemas que beneficios para nuestro cuerpo.

Checa este video, te podría interesar: