Todo fanático de #Dragon Ball sabe que antes de tener épicas batallas, rivalidades dramáticas y sobre todo muchas explosiones, la serie era algo muy distinto, con un tono diferente.

Las diferencias

Dragon Ball, como se llamaba en sus inicios, tenía un tinte más inocente, ligado muy de cerca con la comedia y aunque sí tenía escenas de pelea, contenían una menor dosis de drama y el estilo de dibujo no permitía que lo tomaran muy en serio, pero ¿cómo se transformó esta inocente caricatura a una serie basada completamente en peleas y con un mayor grado de madurez? Si tú también quieres saber por qué, aquí estoy a punto de contar una historia que quizá te deje con sentimientos encontrados.

Akira Toriyama, el nombre del creador de la serie que ha vuelto locos a muchos fans en todo el mundo [VIDEO], el Stan Lee del manga, aunque más joven, japonés y no tiene tantas series en su repertorio. De joven comenzó como publicista en la ciudad de Nagoya y siempre mantuvo el deseo de incursionar en el mundo del manga, pronto lanzaron un concurso para jóvenes dibujantes y Toriyama no dudó en participar, quizá no tenía la mejor técnica pero destacaba en creatividad, lo cual no fue suficiente ya que no ganó el concurso, sin embargo llamó la atención del editor Kazuhiko Torishima, quien se hizo cargo de los trabajos de Toriyama, desde Doctor Slump hasta todo lo que conocemos como Dragon Ball, específicamente hasta que #Goku vence a Piccolo en el torneo de artes marciales.

El editor Torishima le daba completo control creativo a Toriyama, cualquier idea que quisiera llevar a cabo lo podía hacer, entonces exprimió su creatividad al límite con lo que más le gustaba, la comedia. Goku no entendía nada, Krilin no tenía nariz, en fin, Dragon Ball era un festín de la comedia un poco bizarra, pero todo cambió cuando terminó la saga de Piccolo y esto fue porque el editor Torishima, quien le tenía completa confianza Toriyama tuvo que abandonar la compañía, dejando a un nuevo editor encargado éste se llamaba Yu Kondo y él es el principal motivo por el cual Dragon Ball cambio tanto en camino a Dragon Ball Z. Primero que nada la ideología de Kondo era mejorar las ventas aún más, Dragon Ball vendía bien pero era una serie que podría explotarse todavía mucho más. Este editor venía de trabajar en una revista para chicas y le pidió a Toriyama que inventara un personaje que atrajera al sector femenino, un antagonista más orgulloso, inteligente y que se hiciera el rudo, de ahí nació Vegeta.

Kondo también le pidió que hiciera peleas más impresionantes, más violentas, con mayor capacidad visual, es por eso que podemos ver progresivamente como la violencia avanza en cada capítulo. Al inicio tenemos todavía más historia y se justifican más las peleas, pero conforme va avanzando la serie hay menos historia, platican menos, hay menos diálogos, esto es porque ya estaba funcionando la fórmula de las peleas, entonces Kondo le pedía a Toriyama que cada vez agregará más, a la par de todo esto se estaba llevando a cabo la emisión del anime, la cual daba mucho dinero ya que era todo un éxito, el único problema era que el anime ya estaba alcanzando al manga y a este ritmo pronto se iban a quedar sin manga que adaptar, es por eso que podemos encontrar capítulos muy largos en la saga de Freezer. Tenían que ganar la mayor cantidad de tiempo posible y ahí tenemos al villano contando segundo a segundo la cantidad de porcentaje de poder que está incrementando, mientras Goku únicamente lo ve. La famosa pelea de namekusein que se supone debería durar cinco minutos y terminó durando más de 15 episodios, por este mismo paso apresurado y la presión que le estaban metiendo a Toriyama, él ya no sabía qué historia contar, ya no tenía tiempo para planear una historia y como él mismo afirma, estuvo inventando la saga de Trunks conforme pasaba cada capítulo. Cabe destacar que él quería terminar Dragon Ball en la saga de Freezer, esperaba que Freezer fuera el último enemigo y que cuando Goku encontrara el orgullo del guerrero, el orgullo saiyajin y el ojo de Tigre, sabía que la serie estaba terminada, pero con tanto dinero que estaba produciendo la serie, nadie dejó que lo hiciera. Obligado a continuar con su propia historia, Toriyama no sabía que hacer, así que estuvo inventando manga por manga, semana tras semana, sin un arco argumental en mente, se puede ver en su dibujo que estaba ligeramente deprimido, él ya no estaba interesado en dibujar bien, decayendo poco a poco la calidad.

Cuando llegó Trunks era horrible, sólo tenía pensado la historia capítulo a capítulo [VIDEO], sólo sigue dibujando y todo se volvía más y más incoherente. En ese momento Toriyama fue iluminado e inspirado por las películas de Terminator y así decidió traer a Trunks, personaje nuevo que llegaba del futuro para advertir de una amenaza próxima, dos androides sumamente peligrosos que llegarían o destruir todo, pasa el tiempo y los androides aparecen en el manga, justo como lo dijo el chico del futuro, número 19 y 20 y seguramente recuerdas que después de la pelea llega Trunks y dice que esos no son los androides a los que él se refería, esta fue la solución que encontró el autor Toriyama ya que su editor no le habían gustado los nuevos villanos. Toriyama tuvo que cambiar la historia, hizo que viniera Trunks y dijera que esos no eran los villanos a los que él se refería y más adelante aparecieron dos adolescentes gemelos, número 17 y 18, la historia cada vez se complicaba más únicamente para justificar el cambio de villanos, porque ahora sus jefes tampoco les gustaron éstos, pensaban que eran únicamente unos niños. No tenía planes para más enemigos pero era inevitable así que tuvo que inventar al número 17 el número 18 y como quiera no les gustaron, la reacción de Torishima fue: “¿Qué es esto? ahora son solamente los niños.” Así que tuve que inventarse a Cell. Toriyama se vió obligado a inventar un nuevo villano, éste fuese Cell, con una apariencia mucho más terrorífica pero sus jefes también estuvieron metiendo mano en el diseño, fue por eso que tuvo que transformarlo cada vez más. Con todo esto no les fue tan bien, así que le pidieron a Toriyama que acabará con la saga pronto y que en la siguiente intentará volver a la fórmula de los inicios, es por eso que en la saga de Majin Boo podemos ver que aparece Goten, un Goku niño. Tenemos también el enfrentamiento que todo el mundo quería ver, Goku contra Vegeta, después de esto Yu Kondo, el editor que estuvo presionando Toriyama durante tanto tiempo, se fue, y Toriyama por fin pudo hacer lo que quería hacer hace mucho tiempo, darle un fin a la serie dejándola descansar después de tanto tiempo. Con todo esto, no hay que malinterpretar, Toriyama siempre amo Dragon Ball e hizo la serie lo mejor que pudo, sin embargo no podía actuar como él quería, ahora que han pasado tantos años, Dragon Ball súper tiene la esencia que Toriyama quiere y para evitar que se repita el problema de la presión excesiva el anime va más adelantado que el manga y si lees el manga te puedes dar cuenta que tiene una calidad excelente, claro que también se debe a su nuevo pupilo y ayudante Toyotaro. #Dragon Ball Super