En varios de mis artículos les he hablado de mis dudas sobre la muerte del gran ícono de la canción mexicana Juan Gabriel, incluso he llegado a especular que Juanga sigue vivo, por la forma en la que escondieron y cremaron el cuerpo. Por lo visto, no fui la única que dudaba sobre la muerte de mi Juanga querido, pues dos periodistas investigaron y encontraron evidencias de la verdadera causa de la repentina e inesperada muerte del gran Divo de Juárez.

Descubrimiento de la verdadera causa de muerte de Juan Gabriel

En el libro "Adiós Eterno”, los periodistas Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro describen los últimos días de "El Divo de Juárez” y otras cosas, entre ellas cómo fue como padre, quiénes fueron sus confidentes y cuál fue su voluntad final.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

Y ahí cuenta la que, de acuerdo con ellos, es la verdadera causa de su muerte.

En la presentación de su libro narraron que la Juanga estuvo muy enfermo en el 2014 y tuvo que ser hospitalizado después de dar un concierto en Las Vegas, el diagnóstico fue pulmonía fulminante.

Sin embargo, sus giras y presentaciones no pararon; sus muchas deudas y la sobre explotación por parte de su hijo Iván hicieron que no descansara, ni tomara las precauciones recomendadas por los médicos. Por lo tanto, lo lógico es que siempre tuviera problemas bronquiales mi Juanga querido, mismos que sólo mitigaba, con paliativos para aguantar las largas jornadas de trabajo por las que pasaba.

Por esta situación es que los autores de "Adios Eterno" consideran que una de las tantas versiones que se rumoraron antes de que surgiera la versión oficial coincide con sus problemas de salud, la cual dice que toció mucho queriendo expulsar flemas. Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro concluyen en su libro que el Divo toció tanto que logró su objetivo, pero como consecuencia de ello murió ahogado por sus propios vómitos, o sea que murió por asfixia.

Lo declarado por estos periodistas me hace pensar que si la familia se sacó de la manga la versión oficial del infarto es porque cuando Juanga expiró no había absolutamente nadie para ayudarlo.

Y también por eso escondieron el cuerpo y habrán pagado para que no le hicieran autopsia, y obviamente, por eso la prisa por cremar el cuerpo. ¿Se imaginan?, Iván Aguilera era muy bueno para explotarlo y el resto de la "familia" y amigos para vivir a expensas de él, ¡pero nadie lo acompañaba la trágica mañana del 28 de agosto del 2016! Es el colmo que sabiendo su delicado estado de salud no hubiese siempre alguien a su lado para brindarle los primeros auxilios. ¡Qué triste morir así!

Francamente la "familia", amigos y agregados que está gozando de la herencia de Juan Gabriel no tienen vergüenza, descuidaron a la gallina de los huevos de oro, pero lo más importante es que descuidaron al padre, al marido, al amigo, ¡a un maravilloso ser humano! No tienen perdón de Dios.