Corría el año de 1983, cuando el ya no tan novato director George Lucas [VIDEO] se encontraba viendo lo que (en esos momentos), era la última parte de su épica serie de guerras intergalácticas. Star Wars [VIDEO] se había apoderado de las mentes y corazones de miles de fanáticos alrededor del mundo y, aunque la mayoría estaba un poco triste por ver cómo es que terminarían las aventuras del ahora guerrero Luke Skywalker y de sus compañeros de aventuras, todos se encontraban ansiosos por saber cómo es que la producción pensaba poner el punto final a esta trilogía. Y no cualquier punto, sino uno digno de tan magnífica serie.

El tema no era cosa fácil.

Había muchas teorías y expectativas en juego, por lo que, cuando por fin se estrenó la película hubo críticas y elogios a partes iguales. Algunos la calificaron con un filme digno de representar el final del viaje, pero otros estaban a descontento con algunos elementos dentro del mismo. Sea como fuere, este largometraje de space opera fue acogido de buena gana, para formar lo que se convertiría en la saga de ciencia ficción más vista de todos los tiempos.

¿Aún no se han dado un tiempo para juzgarla? No se preocupen. Todavía pueden hacerlo.

Regreso a Tatooine

Nuestra historia comienza justo en donde se quedó “El imperio contraataca”. Después de su penosa actuación en la ciudad de las nubes y, de haber perdido a Han Solo a manos del caza recompensas Boba Fett, el grupo termina rastreando su paradero hasta llegar a un planeta que ya es un viejo conocido para los espectadores.

Tatooine.

Luke vuelve a casa y con él vienen toda una serie de nuevos retos a superar, comenzando por la intrusión en el palacio del gánster intergaláctico Jabba the Hutt, y siguiendo por una persecución en la misteriosa luna de Endor. El equipo se mantiene unido ahora más que nunca, y todo para demostrarles a Darth Vader y al Emperador que todavía no han visto lo mejor de la alianza rebelde.

Conociendo a los Ewoks

Si les gustaron las magníficas actuaciones del elenco original, entonces estas se llevaran sus palmas, sobre todo porque regresan los actores a terminar lo que empezaron en 1977. Vuelve Mark Hamill en el papel de Luke, seguido por Harrison Ford, Carrie Fisher, Billy Dee Williams, Peter Mayhew, Anthony Daniels, Kenny Baker, Frank Oz, Peter Cushing, Alec Guinness, Ian McDiarmid, James Earl Jones, David Prowse, Jeremy Bulloch y muchos más. Las caras nuevas en esta tercera entrega son, entre otras, Sebastian Shaw en el papel de Anakin Skywalker, Caroline Blakiston como Mon Mothma y Warwick Davis como el simpático Wicket W.

Warrick, un Ewok muy curioso que nos brinda un par de sorpresas.

En el apartado de escenarios vemos un Tatooine muy diferente al que nos muestran en Una nueva esperanza; más peligroso y misterioso que antes. Un lugar en donde los más valientes miran sobre su hombro cada cierto tiempo.

Por supuesto, este paisaje entra en conflicto con la forestal luna de Endor. Un sitio que, si bien también es desconocido, no produce esa sensación de desolación que se muestra en Tatooine; lo cual está muy bien ya que le da variedad a los ambientes y hace que sus habitantes (Los Ewoks) no desentonen con el lugar.

¿Mi recomendación? Todavía están a tiempo para ver esta película y las demás que ya he nombrado y que todavía me falta tocar. No se las pierdan. #Star Wars #Películas #Cine