Aunque la mayoría de los cinéfilos no piensan en ello, se necesita mucho para armar una película de gran presupuesto. Cuando se trata de películas de Disney, hay muchos tomadores de decisiones involucrados en el proceso, incluso antes de que comience la producción, pero a medida que avanza la película, también hay cientos de personas trabajando entre bastidores para asegurarse de que todos los detalles sean correctos. Pero debido a que hay mucho para seguir, muchos pequeños detalles en las películas terminan cayendo por las grietas.

Desde películas animadas, hasta funciones de acción real, todos los engranajes y ruedas que hacen que una película sea perfecta no siempre terminan yendo donde deben estar.

Esto significa que a veces los trajes de los personajes cambian de una escena a la otra, o que hay errores de continuidad en donde los personajes están parados. A veces, los cambios realizados en postproducción significan que otros elementos de la película se vuelven erróneos (y olvidados) y, a veces, el director realmente no se dio cuenta de cómo las cámaras o los micrófonos de aguilón agregaban una sombra en una escena, hasta que era demasiado tarde.

Buscando a Dory: Los peces del agua salada siguen nadando en el agua dulce

Disney suele ser muy bueno investigando los animales que termina poniendo en sus películas, especialmente aquellas que presentan a los animales como los personajes principales. Pero a veces, los pequeños detalles escapan a los escritores y animadores y esos animales terminan en situaciones que son completamente irreales (al menos en lo que se refiere a las películas sobre animales que hablan).

Hércules: El constante cambio de color de ojos de la chica

A veces, los errores suceden cuando los creadores de películas [VIDEO]deciden hacer cambios, una vez que están en producción. Es por eso que Hércules tiene un problema tan evidente: el color de los ojos de Megara cambia de escena en escena. Por lo general, el color de los ojos de Meg es de color púrpura, elegido para combinar con su vestido. Pero esa fue una decisión tomada, después de que los animadores ya habían empezado a dibujar la película. Antes de eso, sus ojos eran azules.

Buscando a Nemo: El barco enciende y se va sin quitar el ancla

Al comienzo de Buscando a Nemo, los amigos de la escuela de Nemo lo desafían a nadar y tocar el fondo [VIDEO]del bote que está sentado sobre ellos en el océano. Ese bote claramente tiene su ancla arrojada al agua, lo que significa que no irá a ningún lado pronto. Excepto que va a algún lado: ese bote enciende su motor y solo se aleja, todo sin siquiera levantar su ancla (lo cual es bastante imposible). #pelicula #Televisión #Animación