Un combate Pokemón, es el término utilizado en la serie para referirse a las batallas o enfrentamientos de dos o más entrenadores o los que surgen entre Pokemón salvajes ya sea por defender su territorio o por conseguir alimento.

Conoce qué tipos de combates Pokemón existen y qué los diferencia a cada uno

Los combates Pokemòn pueden ser: individuales, es decir, entre dos contrincantes ya sea en un torneo o un combate cotidiano para capturar un pokemòn por ejemplo: Combate doble, donde pelean dos entrenadores con dos pokemón al mismo tiempo cada uno, es decir, cuatro Pokemòn, y por último los combates mixtos, donde se enfrentan cuatro entrenadores con un Pokemón cada uno y en equipos de dos, [VIDEO] es decir, dos entrenadores y dos mascotas contra los otros dos y sus respectivas mascotas.

Estas modalidades de combates se usaron en las primeras generaciones de la serie Pokemòn.

A partir de la quinta generación se dio paso a los combates triples y rotatorios y para la sexta generación los combates aéreos, inversos y de Hordas. Cada uno de ellos con sus respectivas normas.

Qué beneficios aportan los combates a los Pokemón

Cada vez que un Pokemón tiene una batalla o combate este va ganando y acumulando puntos de experiencia o poder con los que es capaz de subir de nivel y le permite desarrollar la fuerza necesaria para poder evolucionar.

También es importante que los Pokemòn tengan una gran cantidad de combates, porque no solo los ayuda a evolucionar sino que les ayuda a perfeccionar sus técnicas, movimientos, velocidad y ataques, además de que son capaces de desarrollar habilidades y técnicas especiales que les serán beneficiosas en sus próximas [VIDEO]batallas y a la hora de participar en torneos.

De igual manera mientras más batallas o combates tengan el entrenador y su mascota mejor será su relación y la confianza el uno con el otro. Tanto la mascota como el entrenador empezará a conocer y reconocer los puntos débiles de cada uno y así el entrenador sabrá que su mascota es la adecuada según el tipo de batalla y el Pokemòn rival.

Solo se puede abandonar un combate cuando se está librando un enfrentamiento con un Pokemòn salvaje, si el entrenador ve que la vida o la salud de su Pokemòn están en riesgo. Si es un combate contra otro entrenador no está permitido abandonar el combate, lo que sí está permitido es cambiar de Pokemòn cuando el que este batallando no se encuentre en condiciones y corra riesgos de afectar su salud. Por lo tanto se debe seguir el combate hasta que se use la cantidad de Pokemòn permitidos según la competencia y resulte un ganador. Si un entrenador deja el combate y rompe las reglas será sancionado según lo establecido en la competencia en la que se encuentre y por su puesto será eliminado de la competencia o torneo.