El Episodio 4 de Death March comienza justo donde el tercero lo dejó abruptamente, con Satou, Liza, Pochi y Tama recorriendo el calabozo en el que se encontraron atrapados por Zena. El equipo prepara algo de comida, hace campamentos, pelea contra algunos monstruos y eventualmente Satou usa su nueva espada y un repertorio, cada vez mayor, de habilidades para defenderse del Señor Demonio, quien no debe confundirse con su jefe, el Rey Demonio.

Si esta descripción de la trama se siente un poco memorística y formulista, es porque el episodio también lo es.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

A pesar de abrirse camino, a través de una serie de malos - cada vez más grandes - en el transcurso de veintidós minutos, aquí hay muy poco conflicto, consecuencia o tensión.

Es simplemente otra semana de Death March, para The Parallel World Rhapsody desarrolle los puntos de argumento más básicos y obligatorios de su género de la manera más genérica y sin vida posible.

Lo mejor del episodio

Lo más cerca que este episodio llega a ser de explotación es la increíblemente innecesaria escena de baño de Liza, Tama y Pochi, pero su fotograma pasa tan rápido, que apenas tiene tiempo para registrarse, y menos para ofender. Esto habla del aspecto más débil de este episodio, que sería la animación y la dirección horripilantemente descuidadas.

La Marcha de la Muerte luce pésima desde el primer episodio, pero éste es completamente nuevo. Las porciones significativas de los montajes de batalla y rastreo de mazmorras del episodio se representan en fotogramas dibujados mal, y las escenas que no se ven como una presentación de diapositivas están entrecortadas y mal editadas de todos modos.

Las escenas pasan volando con poco espacio para respirar entre disparos, y ninguno de los golpes de acción tiene, ni siquiera, un mínimo de peso dramático. A pesar de la diferencia ostensible en poder y habilidad, la batalla de Satou [VIDEO] con el Señor de los Demonios no se siente más significativa o emocionante, que el primer encuentro con un lagarto CG en el primer episodio. La Marcha de la Muerte no parece el tipo de serie que se centrará mucho en la lucha, lo cual es bueno, porque no tiene el estilo ni la sustancia para llevar a cabo una escena de acción básica.

Esperando más sobre la serie

Y así termina otra semana de Death March. Satou ha ganado varios títulos y habilidades, y también ha agregado un par de esclavas más a su creciente colección, lo cual es sinceramente preocupante, y no solo por las razones obvias. El programa podría haberse relajado en sus problemas más alarmantes, pero no ha tenido éxito en ser menos sofisticado o aburrido en general. Los últimos dos episodios de Death March [VIDEO] fueron aparentemente para representar el tipo de aventuras de alto riesgo y acción que justifica que Satou gane su título de "Héroe", pero tuvieron tan poco impacto, que apenas se puede recordar lo que sucedió en ellas.