Durante el carnaval Bahidorá [VIDEO]que se llevó a cabo los pasados 17 y 18 de febrero [VIDEO], uno de los atractivos fue la carpa en la que expertos podían analizar las drogas que los asistentes llevaban los jóvenes, para así informarles sobre los efectos que tendrían al consumirlas o si en verdad les vendieron lo que ellos querían.

En el cartel decía que estaba prohibido introducir cualquier rastro de drogas y la seguridad no lo permitía. Otra de las charlas que los jóvenes pudieron escuchar fue sobre qué beneficios tendría el que se legalicen algunos estimulantes, convirtiéndose así en uno de los eventos que más lleno estuvo en todo el festival.

Como uno de los fines del evento está el crear composta de toda la basura que se genera a lo largo de los tres días (desde el pre de la fiesta), por lo que se todo el día se encontraban personas separando los plásticos y materiales inorgánicos para que se llevara a cabo la actividad. Además, los botes de basura contaban con las leyendas para la separación de residuos y a comparación de muchos festivales, no había basura en todos lados.

Desde a programación del cartel avisaron que se prohibía el uso de aerosoles para así proteger al medio ambiente, por lo que todos los repelentes que se observaban eran en spray o barra.