Llegamos a la segunda parte de esta saga intergaláctica que ha logrado emocionar a miles de fanáticos alrededor del mundo, y siguiendo el orden de salida de las #Películas ahora toca el turno de hablar sobre: el ataque de los clones.

Está película fue la quinta en ver la luz, pero cronológicamente es la segunda dentro del universo de La guerra de las galaxias. Como su antecesora, esta también fue dirigida y escrita en su mayoría por su creador George Lucas [VIDEO]. Esta aventura de corte space opera se estrenó en mayo del 2002, y contrario a los filmes anteriores se rodó con cámaras digitales de alta definición.

Como ven, la quinta entrega de Star Wars [VIDEO] posee algunos elementos diferentes a sus hermanas (sobre todo en cuanto a rodaje), ¿Será que con eso es suficiente como para animarse a verla?

Vamos a ver.

Diez años después

La trama se sitúa una década después de la Batalla de Naboo, en un punto en que las tensiones políticas amenazan con desencadenar una guerra civil gran escala. Muchos de los sistemas solares opositores se encuentran guiados por un misterioso excaballero Jedi de nombre Conde Dooku, el cual se opone a cualquier intento de negociación por parte de la república.

En este ambiente se encuentra la ahora senadora Padmé Amidala, luchando porque las tensiones entre separatistas y la república no se hagan más grandes. Lamentablemente, cuando se frustran dos intentos de acabar a su persona, la senadora se ve en la necesidad de aceptar la ayuda de los caballeros Jedi. El joven Padawan, Anakin Skywalker, es asignado a servir a la senadora como su protector, mientras que su maestro Obi-Wan Kenobi es enviado a investigar el doble intento de eliminar a Amidala.

La sombra del lado oscuro

Como han podido apreciar en las entregas pasadas, el director siempre ha procurado contratar a los mismos actores para que representen sus papeles originales. Esté filme no es la excepción, ya que vemos el regreso de Ewan McGregor, Natalie Portman, Samuel L. Jackson, Ian McDiarmid, Frank Oz, Anthony Daniels, Kenny Baker, etc. Por supuesto que no podían faltar las caras nuevas, esta vez de la mano de Hayden Christensen, que representa al adulto Anakin Skywalker, Christopher Lee como el tenebroso conde Dooku, Temuera Morrison en el papel del cazarrecompensas Jango Fett y Daniel Logan como su hijo/clon, Boba Fett (un nombre que más de uno reconocerá).

Para los escenarios se buscó grabar algunos ambientes en exteriores, como el desierto de Túnez o Sevilla, esto para darle mayor realismo a las tomas. Claro que sitios como el planeta Kamino o Coruscant se tuvo que hacer en su mayoría mediante efectos, ya que por sus naturalezas era imposible recrear un lugar fiel a ellos.

Entre los demás planetas que se pueden ver en El ataque de los clones, tenemos a dos viejos conocidos en Naboo y Tatooine, así como una desolada y desértica Geonosis; la que desde mi punto de vista es la que más brilla en el filme gracias a la última parte de la película.

¿Mi recomendación? Si están ansiosos por saber que fue de los personajes de la primera entrega, es indispensable que vean está secuela. #Star Wars #Cine