¿Quién no recuerda las noches de box en los años 80s donde era una delicia reunirse en familia frente al televisor y disfrutar las peleas de Julio César Chávez? No creo que haya mexicano que se resistiera a verlas, pues era un boxeador que pesaba oro libra por libra. Con el tiempo supimos que ese muchacho con puños muy pesados se convirtió en el mejor boxeador de todos los tiempos.

Los aspectos que toca la serie de la vida de Julio César Chávez

La serie El César inicia con un Julio César de 10 años que desea boxear para sacar de la pobreza a su mamá; sus hermanos mayores van a entrenar y el se escapa de la escuela para irse al gimnasio donde practicaban box sus hermanos.

Ya grandecito consigue su primera oportunidad y demuestra de qué está hecho, por lo que es contratado en los Estados Unidos; pero el no saber hablar el idioma inglés lo hace presa de explotacion y discriminación, provocando que no le den nunca el porcentaje que se merece. Aún así logra hacer una gran fortuna durante 13 años, 11 meses y 14 días, que permaneció invicto, Ayudó a su familia y a su pueblo, siempre fue muy generoso; el apogeo del fervor popular lo tenía todo: se casó con Amalia Carrasco a quien conocía desde los 14 años y logró formar una familia, logró tener mucha fama, dinero y legiones de seguidores. Sin embargo, Julio accedió a un mundo privilegiado que lo llevó a involucrarse con bandas de narcotraficantes peligrosas (dado que vivía en Culiacán, Sinaloa y muchos de sus amigos de la infancia comenzaban a involucrarse en el negocio de las drogas y lavado de dinero), a tener relaciones amorosas con famosas estrellas de Televisión (las cuales no permitieron que sus nombres fueran revelados en la serie), codearse con las esferas más altas del poder político mexicano [VIDEO], el PRI y el presidente Carlos Salinas de Gortari para ser más exactos (relación que hasta la presente fecha sigue conservando), y volverse adicto a las mujeres, al alcohol y las drogas.

Con el tiempo sus excesos pusieron fin a su carrera y, casi, a su vida.

En la serie se ve cómo pierde a su familia con el divorcio que le pide Amalia Carrasco por alcohólico y mujeriego, a más de existir violencia intrafamiliar, cae definitivamente su carrera boxística y es necesario que sea internado en un anexo para su dura rehabilitación, finalmente queda rehabilitado y activo en la vida, pero imposibilitado para volver a boxear. Paralela a su vida, se ve un entramado de investigaciones relacionadas con su vida y sus peligrosas amistades y se le vincula con el negocio de las drogas. También se ven los inicios de las mujeres en el box, a través de "la pecas", una amiga de la infancia que siempre deseó boxear pero no se lo permitían por ser mujer,

Julio César Chávez en la actualidad

A sus 55 años, lleva una relación amistosa con su primera esposa Amalia Carrasco, es dueño de un gimnasio donde entrena a sus dos hijos mayores, quienes no han logrado boxear como lo hiciera su padre en otrora época. Se desempeña también como comentarista de box en TV Azteca.