¿Nunca se han preguntado qué es lo que piensan los toros cuando no se encuentran peleando? Creo que los escritores de esta película [VIDEO] se hicieron el mismo cuestionamiento cuando se les ocurrió hacer el filme, solo así me explico como es que la trama central se basa en un enorme toro que desea vivir de forma pacífica, oliendo las flores de un prado cercano al rancho donde lo acogieron, pero no me adelanto a la historia.

#Olé, el viaje de Ferdinand, es una película de la casa productora Blue Sky Studios, en alianza con 20th Century Fox [VIDEO] Animation y Davis Entertainment. Está basada en el libro El Cuento de Ferdinando, del escritor Munro Leaf, y se estrenó en diciembre del 2017, por lo que todavía la pueden encontrar en cartelera en algunos países.

¿Todavía no la han visto? Bueno, ojalá se animen luego de leer esta breve reseña.

Los toros vs. el gran sujeto

La película comienza con un becerro de nombre Ferdinand. La pequeña cría vive, junto con su padre, en un criadero de toros en donde se les enseña a muy corta edad a luchar por obtener la atención de aquel que llaman, El sujeto. El motivo es simple: si logran vencerlo en una lucha, entonces podrán volver al criadero en donde esperaran por otro desafío de pelea.

Un círculo de nunca acabar del que no quiere ser participe Ferdinand, y menos después de que eligen a su padre y no regresa. El becerro huye gracias a las sombras de la noche y, por azares del destino lo adopta un florista llamado Juan, junto con su hija, Nina. Es en este sitio que Ferdinand por fin puede vivir tal y como quiere, disfrutando del aroma de las flores mientras ayuda a la familia con su trabajo y convive con su perro, Paco, del cual se vuelve un buen amigo.

Claro que la calma no dura para siempre y, cuando Ferdinand crece y se vuelve un toro tan grande como su padre, se mete en un problema de proporciones inmensas en donde tendrá que usar su ingenio para salir de él.

Ferdinand en la Casa del Toro

Para los personajes vemos un muy buen doblaje de los mismos, a cargo de un equipo que, desde mi punto de vista, fue bien elegido para la labor que se les avecinaba. Sobre todo en el caso de Ferdinand, que fue interpretado por el luchador John Cena, en su versión en inglés; y que hizo un muy buen trabajo al momento de dar vida a este simpático toro de apariencia imponente y corazón dulce. Dentro del elenco también podemos encontrar a Kate McKinnon, David Tennant, Anthony Anderson, Gabriel Iglesias, Boris Kodjoe, Miguel Ángel Silvestre, Jerrod Carmichael, Gina Rodríguez, Daveed Diggs, Bobby Cannavale, Karla Martínez, Peyton Manning, Juanes y otros más.

Para los escenarios vemos una animación muy bien ejecutada y una paleta de colores que atrae a la vista.

El manejo de la misma hace que lugares como Casa del toro o el prado de Ferdinand expresen mucho más de lo que se ve a simple vista, e incluso el uso de las sombras en ciertos casos ayuda a la historia.

¿Mi recomendación? Olé, cumple con lo que promete, entretenimiento y una historia bien desarrollada, así que si pueden vayan a verla antes de que sea retirada de cartelera. #Películas #Cine