Seguimos adesados por la inercia de la temporada de premios, disfrutando de algunas producciones que en estas fechas contenderán para recibir el máximo galardón en el teatro Dolby. En cambio hay otras producciones con perfil bajo y menos pretensiones que entregan resultados asombrosos. Tal es el caso de ‘#wonder, una película enternecedora cinta sobre el apabullante peso de las cosas que no se dicen, la crueldad del ser humano desde que este es un infante y un poderoso mensaje sobre como para cambiar el rumbo de las cosas, solo hace falta poner atención y atreverse a hacer las cosas diferente.

Pisando fuerte

La película dirigida por Stephen Chbosky que está basada en el best seller de R.J. Palacio, es la prueba fehaciente de la consolidación de uno de los directores más prometedores en los últimos años.

Además de ‘Wonder’ el Americano, demostró su capacidad en anteriormente con la cinta ‘Las ventajas de ser invisibles’ que protagonizará Emma Watson, y basada en otro exitoso libro.

Trama redonda

La historia se construye alrededor de una familia estadounidense que tiene el infortunio de tener un hijo con malformaciones en el rostro por un defecto de nacimiento que heredó genéticamente. Situación que obliga al pequeño a usar un casco de astronauta para lidiar con el rechazo del entorno. Además del obligado tema de acoso escolar, que en apariencia seria el tema central de la película, se abordan de manera magistral los conflictos de aquellos que rodean al chico y como esto es aún un conflicto mayor, poniendo a prueba el concepto de inclusión convencional que se tiene en situaciones de este tipo.

Jacob Temblay: la consolidación

Además de los diálogos que funcionan a la perfección en todo momento, la fotografía, y el cuidado de las tomas con cada pequeño que participa, la cinta está cobijada por grandes actuaciones. Por un lado Julia Roberts, de trayectoria probada y Owen Wilson en similares condiciones, y con el papel de padre de familia entregado y comprensivo ya muy hecho, el que en definitiva se lleva las palmas es el pequeño ‘Auggie Pullman’ en la asombrosa personificación de Jacob Tremblay. Después la consternación con su papel en ‘Room’, en este año confirma la tremenda sensibilidad y capacidad de mutar en los zapatos de una pequeña o de un infante deformado con mucha secuelas psicológicas. Magistral pues, principalmente a su corta edad. Estamos entonces ante una gran promesa.

Sabemos que en definitiva no será esta de las cintas que aspiren a un premio de la academia [VIDEO], pero es sin duda una gran película, que en estos tiempo, tiempos bravos como es la constante en nuestro país, que renueva la fe en la humanidad haciendo que olvides momentáneamente del mundo hostil.