Es una película, dos palabras, protagonizada por Jason Bateman y Rachel McAdamscomo una pareja competitiva que adora sus juegos de mesa y juega con sus amigos. El hermano excesivamente exitoso y menospreciador de Max, de Max Bateman, llega a la ciudad y organiza un juego de misterio de secuestro que parece extrañamente convincente. La primera palabra suena como nombre, segunda palabra opuesta a la del día ... es la Noche de juegos .

Bueno en mucho, maestro de ninguno

Afortunadamente, Game Night tiene mucho que ver con lo que esperas, un giro oscuro y cómico en la vida suburbana es desviado por circunstancias imprevistas y es principalmente un motín con mucha risa en voz alta y la alegría de ver la desgracia de los demás , granizo Schadenfreude! Mientras que ver a Jason Bateman mordiendo el juguete masticable de un perro para aliviar el dolor es hilarante, hacia el final de la película no pude evitar sentir que ciertamente podría haber empujado aún más la oscuridad de la comedia.

Ciertamente se siente como si hubiera sido dirigido por dos personas diferentes, hay un desequilibrio tonal entre la comedia y el sentimentalismo del desarrollo del carácter estilo rom-com , mientras que estos momentos son dulces y bien ejecutados, compensan lo que en parte es una película mucho más interesante.

Las actuaciones de nuestros clientes afortunadamente unen estas dos películas diferentes y retienen lo que pueden de esta película, su tiempo de comedia y química es fascinante y entretenido. Comprarlos como personas y como pareja ayuda a narrar historias de comedias románticas antaño, pero lamentablemente sigue siendo una distracción sustancial que no produce la empatía o el interés deseado. La caída más grande de Game Night , sin embargo, es la pérdida de ideas. Aproximadamente a la mitad de la película, han gastado su premisa, al no llevar la comedia aún más lejos, la película se convierte en una amalgama de rom-com estándar y una sublime película de acción suburbana.

Entonces, se trata de una serie de giros que esperan conmover al público o provocar una risa forzada a medida que el ritmo y la trama se arrastran hacia el clímax de la película, donde apenas queda una carcajada.

Final Say

Game Night se queda sin vapor mucho más rápido de lo que debería e intenta equilibrar dos tonos diferentes de película, dejando al mucho más interesante de los dos al margen subdesarrollado y dejando a la audiencia clamando por más. A pesar de esto, Game Night es un alboroto de risas y un buen momento garantizado. Lamentablemente, sin embargo, no logra mantener las risas por mucho tiempo, tal vez en ese sentido, es mucho más de lo que un juego de Monopoly [VIDEO]se convierte en decepción e ira.