El éxito de los reality show de talentos es probado. Particularmente aquello que descubren diamantes ocultos en el mundo de la música. Sus mutaciones son muchas a lo largo del planeta: ‘America's go talents’, ‘The Voice’, ‘Britains go Talents’, o más para este lado, ‘La voz’ o ‘Operación triunfo’ y ‘La Academia’ (para la vieja escuela).

Volvió el mejor

El icono en este rubro sin duda alguna es ‘American Idol’, programa de la cadena estadounidense ABC que volvió después de un tiempo de ausencia, y qué mejor forma que con una buena dosis de polémica, aprovechando la ola del #MeToo, aunque esto esté tomando rumbos penosos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

Aquí lo que sucedió con uno de sus jueces, hablamos por supuesto de Katy Perry.

Siempre extravagante

La intérprete de ‘Fireworks’ forma parte del panel de jueces de la última temporada del show de talentos, acompañada de Luke Bryan y Lionel Richie.

Para nadie es sorpresa la extravagante personalidad de la cantante americana, y esto se puede notar en los atuendos que viste en cada concierto, su manera de tomar partido en distintas situaciones de interés social, de dirigirse a sus fans o incluso con sus relaciones amorosas, no por nada estuvo casada con él irreverente Russell Brand.

La polémica

La polémica se desató en la emisión que marcaba el regreso de ‘American idol’ cuando un chico de California [VIDEO] llamado Trevor Holmes llegaba con su guitarra para audicionar y eventualmente encontrar un lugar en el mundo de la música en aquel país. Como parte del discurso que los participantes enarbolan cuando se encuentran frente a los jueces salió a relucir que este no había besado a una chica, y acto seguido, Katy lo llamo. Ante la invitación de la cantante para besarle la mejilla, hizo volver al chico con el argumento de que el beso no había tronado, y cuando el evento se repitió, esta giró el cuello provocando que el joven se fuera de espaldas por la sorpresa del hecho.

Algo raro pasó

Inmediatamente las redes sociales explotaron acusando a la cantante de ‘Roar’ de haber abusado sexualmente del joven, aprovechando el revuelo de acusaciones sexuales del momento en el mundo del espectáculo. Por supuesto hubo quienes buscaron las declaraciones del chico en turno y este se dijo sorprendido pero no molesto por el beso. Además de esto, hace unos momentos que refieren Perry reincide pero en esta ocasión con un chico de Oklahoma llamado Benjamin Glaze.

Quedan dos cosas: a pesar de que supuestamente el chico de la última situación se muestra molesto por lo sucedido, suena bastante ilógico que con la polémica del primero, la cantante lo haya hecho deliberadamente omitiendo las críticas suscitadas. Entonces, o todo es un montaje bastante bien hecho para volver a ‘American Idol’ al lugar que siempre ostentó o el #MeToo [VIDEO] está tomando dimensiones francamente patéticas.