Penúltimo capítulo [VIDEO] de la primera temporada de Stranger Things [VIDEO], y las cosas están mal para los protagonistas y varios de los secundarios. Los problemas se agravan y, por lo que ocurre en este episodio vemos que no todos podrían terminar bien parados de lo que sea que está ocurriendo en el poblado de Hawkins.

Ya solo falta un capítulo para terminar esta primera temporada, lo que me lleva a pensar que tal vez van a guardar varias de las interrogantes que aún no se han resulto dentro de los episodios, sobre todo la información que tiene que ver con la pequeña y callada Once.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

¿Qué pasara con ella y con sus amigos? ¿Será que podrán engañar a los sujetos que los están persiguiendo?

Esta es la reseña del capítulo siete.

El camión volcado

A estas alturas no esperen que el episodio comience suave.

Desde el principio vemos cómo es que se desarrolla la persecución entre los militares y personal del laboratorio de Hawkins, los cuales por fin han dado con el paradero de Once y están dispuestos a encontrarla a cualquier costo. Mike, Dustin y Lucas no están dispuestos a dejárselos tan fácil y huyen al despoblado junto con la niña, pero no sin antes dejar un par de problemas para sus perseguidores.

Por otro lado, vemos que al fin se fusionan los grupos de Jim y Joyce con Nancy y Jonathan. Se sinceran entre ellos y, gracias a eso es que poco a poco descubren una parte de lo que está ocurriendo en el pueblo. Claro que no cuentan con todas las piezas del rompecabezas, pero es ahí donde entra la astucia de uno de ellos, ya que sugiere que se pongan en contacto con los niños para develar el misterio.

El problema es que su plan no es tan fácil de llevar a cabo, más cuando ven al personal del laboratorio en la casa de Nancy y Mike. Tienen que hablar con los amigos y ganarse su confianza, o las cosas podrían empeorar en muy poco tiempo.

La escuela nocturna

¿Qué? Esa fue mi primera reacción cuando terminé de ver el capítulo. Por un lado me alegra que el personaje de Lucas por fin entrara en razón y apoyara la causa de Dustin, Mike y Once, pero por el otro lado no esperaba que Nancy y Jonathan revelaran lo que habían descubierto a Jim y Joyce. Habían sido muy reservados durante los demás capítulos, y si, entiendo que tras el problema con Steven se vieron en la necesidad de hablar; lo que me sorprendió fue que podían haber dicho algo antes y no lo hicieron (por lo menos Jonathan). ¿Por qué ahora y no antes, cuando su madre juraba que Will se comunicaba con ella?

En el caso de los escenarios, por fin vemos un lugar diferente que es parte de otro mucho más grande, y no solo lo digo por el interior del autobús sino por las escenas que se desarrollan en la escuela.

Sí, es cierto que se ve menos de la institución, pero el uso que le dan al lugar es ingenioso y muy original. Vamos, ¿Una bañera en la cancha de básquet? No está nada mal.

¿Mi recomendación? Como lo dije en las reseñas pasadas, se siente que ya está cerca el final de temporada y lo demuestran las escenas cada vez más fuertes. La historia se mueve hacía un desenlace tan oscuro como la demás trama, así que si quieren seguir viéndola, háganlo pero no se olviden de que están mirando. Podrían llevarse unos cuantos sustos.