Nos encontramos en un punto de inflexión de la investigación sobre la reconstrucción de las últimas horas de vida pamela Mastropietro , el joven romano de 18 años cuyo cuerpo fue encontrado en pedazos dentro de una maleta en el borde de una carretera en la provincia de Macerata? Según el Resto del Carlino, parece que sí: las noticias lanzadas hoy exclusivamente han sido relanzadas por toda la prensa.

Hasta ahora, la única certeza de los investigadores era que la niña había muerto en el apartamento de Vincent Oseghale [VIDEO] , un inmigrante de origen nigeriano sin un permiso de residencia. Ha estado encarcelado durante un mes con otros dos compatriotas, Lucky Awelima, de 27 años, y Desmond Lucky, de 22.

Para los tres, la acusación fue inicialmente de ocultación y vilipendio del cadáver.

Después de los resultados del análisis del Ris y dos autopsias detalladas sobre los restos de la pobre Pamela, los investigadores establecieron con certeza que la causa de su muerte no había sido una sobredosis, como se había formulado en los primeros días. Los tres hombres en la cárcel eran, con toda probabilidad, también asesinos. El problema principal entonces se convirtió en determinar quién había matado a Roman, de 18 años, en ese maldito apartamento en Macerata. Los acusados ​​durante los interrogatorios han rechazadosiempre, hasta ahora, la acusación del asesinato, aunque se ha establecido que el cuerpo ha sido "diseccionado" precisamente para ocultar las pruebas de violencia sexual y un posterior homicidio.

¿Esa intercepción en prisión eliminará cualquier duda?

El caso, sin embargo, parece resolverse definitivamente si se confirma la primicia del Resto del pug [VIDEO]. De hecho, parece que hay una intercepción ambiental registrada en la prisión donde está encarcelado Vincent Oshegale, el principal sospechoso del asesinato de Pamela. una confesión que él tiene de la resonancia habría sido registrada. En la penitenciaría de Marino del Tronto, el nigeriano durante una entrevista con su pareja , una mujer italiana con la que tuvo una hija, habría confesado inequívocamente ser el autor del asesinato de la niña. Él habría agregado que él mismo había hecho todo.

Esta declaración también es compatible con los restos del ADN humano encontrado por el Ris en el cuerpo de la víctima, pero, según el periódico boloñés, no cerraría definitivamente la investigación. de hecho, el recluso le habría dicho al compañero otra información sobre el caso que parecería incompatible con su confesión.

Las posiciones de los dos amigos mantenidas junto con Oshegale aún deben ser aclaradas . Su posible complicidad aún no está clara y Oshegale puede haber hecho esta confesión para exonerarlos. Para los investigadores todavía hay mucho trabajo para reconstruir exactamente lo que realmente sucedió en el departamento de horror.