2

El silencio de los corderos

¿Por qué espero 12 años?

¿Por qué se sexualiza en los proyectos donde aparece?

¿Dónde están las pruebas?

Estas y otras interrogantes han inundado las redes sociales [VIDEO], preguntas formuladas no solo por hombres, como podría pensarse lógicamente, sino por personas de todos los géneros y orientaciones sexuales, quienes parecen tener una opinión tan fuerte respecto al tema que podría pensarse que han pasado por situaciones cuando menos similares.

¿Es ello una excusa para fiscalizar a una victima?

La presunción de inocencia existe, así como el derecho a denunciar públicamente un delito. ¿Por qué entonces la mayoría de los reclamos recaen sobre las víctimas? ¿Por qué automáticamente el aparentar una vida normal pone en duda la veracidad de las acusaciones?

Las razones del silencio de Karla Souza son inherentemente solo suyas, parte de su proceso de sanación, de autoaceptación y de evolución.

No está obligada a dar explicaciones a nadie, son embargo el que haya decidido romper el silencio y poder con ello iniciar un debate acerca del tema es un paso extremadamente valiente.

La decisión que tomo permitirá investigar a fondo el asunto y en caso de encontrarse pruebas contra el presunto culpable se sentaría un precedente de importancia en México.

No debemos olvidar que años atrás Courtney Love advirtió del beligrante comportamiento de Harvey Weinstein y fue ridiculizada e ignorada. Los patrones se repiten.

La Manada

Durante los último meses no solo el caso de Karla Souza y los múltiples abusos cometidos por Harvey Weinstein [VIDEO] han salido a la luz; en España el famoso caso del abuso cometido contra una joven en los San Fermines de Pamplona durante el año 2016 causo revuelo nacional e internacional, pues a pesar de las múltiples pruebas del abuso, mensajes de WhatsApp y antecedentes de los acusados la víctima fue seguida por un grupo de investigadores privados contratados por la defensa, y a pesar de que los mensajes entre el grupo de hombres auto apodado "La manada" no fueron aceptados como evidencia por parte de la físcalía, si lo fueron los informes entregados por los detectives independientes.

Vídeos destacados del día

Dichos informes contenían contenido que podría ser interpretado como acusatorio, ya que recalcaban la supuesta "normalidad" con la que la víctima continúo su vida como evidencia de que el abuso no había sido cometido, sugiriendo que una persona que sufre de una violación sexual debe de comportarse de cierta manera, padecer depresión, o mostrar una actitud de pena, tristeza y revictimización. Debemos recordar que el feminismo no es una cuestión de solo de género, sino de Derechos Humanos, tal como Sergio González, conocido feminista y defensor de los derechos fundamentales de las personas lo mostró durante su vida.

Como reflexión final me pregunto ¿Si una persona les confesara que fue víctima de un asalto o un robo recientemente o hace años, harían las mismas preguntas que a las personas que sufrieron de violencia sexual?