Todavía no se va febrero y, por lo que he escuchado aún hay parejas que siguen disfrutando del mes del amor y la amistad. Para esas duplas que aún lo están festejando, aquí les traigo tres parejas de series [VIDEO] de Televisión que para nada comenzaron bien.

Ya saben, algunas porque no se llevaban entre ellos y otras porque empezaron su relación de muy mal modo, pero de una o de otra forma se las arreglaron para entenderse, lo que demuestran que no importa cuántas diferencias tengan entre ellos, sino el grado de comprensión y confianza que puedan llegar a desarrollar. Y antes de comenzar, aclaró: solo tocaré SERIES de ficción.

Ahora sí, comenzamos.

Damon Salvatore y Elena Gilbert (The Vampire Diaries)

Oh, sí. Estos dos son el epítome de las relaciones mal comenzadas, pero, ¿Pueden culparlos? Por un lado tenemos a Elena, una chica popular amable y alegre que cuenta con un muy nutrido grupo de amigos. Ella es una buena muchacha he que intenta sacar adelante al atolondrado de su hermano, al tiempo que busca superar la perdida de sus padres y la posterior llegada de Stefan al instituto.

Por el otro lado tenemos a Damon, el maquiavélico hermano de Stefan y uno de los personajes que le causan más problemas a Elena, esto debido a su carácter individualista y al hecho de que el tipo solo busca venganza contra su hermano por los eventos ocurridos en el pasado. Claro que conforme pasa el tiempo vemos que Damon comienza a cambiar por Elena, lo que poco a poco le da un lugar en su vida.

Emma Swan y Killian " Hook " Jones (Once Upon A Time)

Estos dos no pudieron comenzar de mejor forma su historia, lo que por un lado es lógico, teniendo en cuenta quien es Killian y lo que quería hacer en un principio cuando llego a Storybrooke; aun así muchos se sorprendieron al ver como Emma iba cayendo poco a poco ante los encantos del temido capitán.

Por un lado tenemos a Emma Swan, principal de la serie de Once upon a time, salvadora del pueblo y una mujer decidida que no está dispuesta a ceder ante los caprichos de los malos que buscan destruir a su familia. Una mujer fuerte que desempeña el papel de protagonista en la serie.

En el otro extremo tenemos a Killian o, como mejor lo conocen, Hook (El capitán Garfio). El sujeto llega al pueblo con muy malas intenciones, listo para hacer sufrir a más de uno al tiempo que se regodea por el dolor causado. Con semejantes diferencias, no es de extrañarse que muchos se sorprendieran cuando este comenzó a cambiar de objetivos, siendo la señorita Swan su motivo más importante para volverse bueno.

Ygritte y Jon Snow (Juego de tronos)

Llegamos a la última pareja de esta nota, y aunque no soy muy fanática de la misma he de reconocer que, en cuanto a duplas que comenzaron mal está bien se podría llevar el premio a pareja más accidentada.

Jon Snow es un serio y solitario guardia de la noche. Un guerrero que tiene el deber de proteger el muro que separa al poniente de los territorios del exterior y, por lo mismo se supone que tiene prohibido enamorarse. Debe cumplir su deber y en muchos capítulos se ve que Jon se toma muy en serio su papel como protector.

Todo esto cambia cuando se le encomienda la misión que desembocaría son encuentro con Ygritte, una de las integrantes del grupo Casaca y una mujer aguerrida la cual porta el arco con una maestría de temer. Estos dos llegan a tener sus diferencian en varias ocasiones, e incluso en uno de esos altercados Ygritte le dispara un par de veces a Jon.

Si eso no es romance accidentado, entonces ya no sé qué es.

Con esto termina esta serie de parejas que no comenzaron bien. Febrero todavía no acaba, así que si tienen con quien ver estas series, les recomiendo que lo hagan. No se arrepentirán.