Vuelven los festivales de películas de animación [VIDEO] japonesa, y en esta ocasión les traigo la reseña de un filme [VIDEO] que, si bien cuenta con un final extraño y por demás frustrante, nos plantea una cuestión que se ha hecho muchas veces, en diversas historias de diferentes formatos. Los viajes en el tiempo. ¿Se puede retroceder el tiempo? Y si se pudiera, ¿Qué es lo que harían con ese poder?

Luces en el cielo es una película de los directores, Akiyuki Shinbo y Nobuyuki Takeuchi. Basada en la telenovela y la película homónimas de 1993 que escribió y dirigió Shunji Iwai, nos lleva por una historia de vida nada parecida a algo que hayan visto con anterioridad, tomando como base la cuestión del retroceso para dar mayor empuje a un problema bastante cotidiano.

¿No han visto la película? No se preocupen, que hay traigo su reseña.

Un grupo de amigos

Norimichi Shimada es un estudiante como cualquier otro, con una vida nada sorprendente o algún rasgo distintivo. El chico vive con su familia en un poblado cercano al mar, donde convive con amigos de su edad, al tiempo que se la pasa interesado en una de sus compañeras de clase, Nazuna Oikawa. Por su parte, Nazuna es una chica solitaria que casi no habla mucho con sus compañeros. Parece no llevarse bien con la mayoría, pero aun y con eso atrae las miradas no solo de Norimichi, sino también de su amigo, Yūsuke Azumi.

La historia de estos dos comienza cuando Nazuna encuentra una extraña esfera a la orilla del mar. Un artefacto semi trasparente que despide muchos colores y fascina a la muchacha, la cual no duda en tomarlo para llevárselo a la escuela.

Lo que ocurre después es toda una serie de situaciones cómicas, embarazosas, dramáticas e intensas que envolverán a los amigos en una vorágine de la que poco a poco, irán aprendiendo de sus errores.

El viaje al pasado

Ya saben que cuando se trata de películas de Animación, poco puedo hacer al momento de hablar sobre las expresiones de los actores; sin embargo, si hay algo que disfruto de ellas son las voces y como es que con ese simple rasgo logran captar los matices de la personalidad de sus respectivos personajes. En impresionante como con la voz dicen tanto, sobre todo en los momentos más emotivos o cuando los problemas están cobrando mayor fuerza en la trama. Los actores de doblaje son Suzu Hirose, Masaki Suda, Mamoru Miyano, Takako Matsu, Shintarō Asanuma, Toshiyuki Toyonaga, Yūki Kaji, Kana Hanazawa, Shinichiro Miki y Takahiro Sakurai, entre otros.

En el caso de los escenarios me topé con una película no solo es impresionante por la trama y la pasión de los personajes, sino que también tiene uno de los apartados artísticos más bellos que visto, en lo que va del año.

La idea de colocar aquellas ondas en el cielo en el último cuarto del filme fue increíble, sobre todo porque hace que la realidad se separe de las diversas posibilidades con las que cuentan Norimichi y Nazuna, para quedarse juntos.

¿Mi recomendación? Si bien es cierto que el final de la película va a dejar con muchas dudas a más de uno, vale la pena verla, tanto por la trama como por los escenarios que se plasman en el largometraje. La paleta de colores es impresionante y seguro sorprenderá a más de uno.