En el quehacer de la vida diaria utilizamos infinidades de plantas que aportan sabor y nivel nutricional a nuestras comidas, y no solo eso también podemos encontrar plantas que ayudan de forma natural a nuestra salud.

A pesar de que sus usos en lo culinario y lo medicinal [VIDEO] datan de años atrás, los científicos aún continúan estudiando los aportes medicinales que pueden surgir de una u otra planta. Con el objetivo que encontrar respuestas que de seguro fueron obviadas en estudios anteriores.

Así ha pasado con el romero, planta que por lo general hemos usado para condimentar comidas, adornar platos y hacer que el hogar huela diferente.

Ahora es base de estudios científicos donde se han obtenido excelentes resultados acerca de este.

Aportes a la salud

Mark Moss y su grupo de científicos han llevado a cabo una investigación basada en los efectos que produce en el cerebro los olores que despide el aceite de romero. Usando un pequeño grupo de personas como sujetos de prueba.

A dichos sujetos se les fue asignada una serie de tareas relacionadas con la Memoria. A través de las cuales pudieron constatar los efectos del olor del romero en ella, ya que su función cognitiva mejoró una vez que estuvieron en contacto con el olor de la planta.

Como toda investigación tiene un antes y un después, y es que las personas demostraron poder recordar de mejor manera todas las tareas a realizar una vez que percibieron la fragancia del romero.

Más inicialmente no recordaron dichas actividades cuando no habían percibido su olor, ante está respuesta los científicos determinaron la importancia del romero para la memoria.

Aromaterapia de romero

Después de realizar un segundo estudio utilizando como muestra pacientes de Alzheimer y demencia, y tomando como punto de partida un tratamiento con aromaterapia de romero [VIDEO]. Llevo a los científicos a la conclusión de que estaban ante un posible tratamiento para mejorar estas afecciones.

Debido a que luego de que los pacientes fuesen expuestos al tratamiento mejoraron de manera significativa su función cognitiva, dando esperanzas a todas aquellas personas y sus familiares que sufren a consecuencia de alguna de estas enfermedades.

Cosa que sería maravillosa y un gran aporte en lo que a salud se refiere, pues hasta ahora no se ha encontrado un tratamiento que mejore ninguna de estas afecciones. Pero como todo en la vida la perseverancia alcanza lo que más nadie puede lograr, y eso es lo que han sido estos científicos “muy perseverantes” en la búsqueda de resultados excepcionales que ayuden a mejorar la salud de los seres humanos. Felicitamos a este grupo de investigadores por su tenacidad y trabajo invaluable.