Todavía quedan muchos meses por delante para el estreno del próximo film de Dragon Ball. En este caso, será el primero que llevará el nombre prefijo de "Dragon Ball Super". [VIDEO] Poco sabemos del mismo, pero a juzgar por el último trailer podemos decir que el film estará inspirado en los conceptos de pelea y película vistos en los 90, con las series de Dragon Ball [VIDEO]y Dragon Ball Z y sus respectivas películas.

Nuevo y viejo concepto

¿A qué nos referimos con esto? A que por esas épocas Dragon Ball tenía cierta crudeza en sus peleas y una dinámica muy diferente a la actual (últimas dos películas, especiales de TV y la serie Dragon Ball Super).

En este sentido, vemos que el nuevo film podría rescatar ese estilo de animación vintage de las películas de los 90´, con un dibujo más sencillo, pero no por eso menos profundo y entretenido. Peleas dinámicas donde prevalecía el cuerpo a cuerpo y donde los poderes y transformaciones tenían lugar, más que nada sobre el final del conflicto o en el desenlace.

Con esto no queremos decir que las peleas actuales en su concepto sean menos dinámicas o poco entretenidas. Sin embargo, muchas veces pudimos ver diferentes peleas con una animación mucho menos detallada que antes. En los arcos argumentales, también vemos esta diferencia de concepto. En las peleas anteriores, podemos ver cierta crudeza, que la serie lamentablemente ha perdido. Y no nos referimos a la sangre por doquier o a las muertes, sino a poner las cosas en el momento justo.

Por ejemplo en Dragon Ball Super pudimos ver una muerte de Piccoro, que nunca se vio en el manga, ni en la película con el mismo arco argumental. Esta muerte fue bastante vacía y fuera de contexto, no fue funcional a nada. Muy diferente a muertes como la de Krillin en la saga de Namek o incluso la del propio Piccoro en la saga de los saiyajins, que representó un momento épico y culminó en la relación afectuosa entre el namekiano y Gohan.

Momentos como ese se han perdido bastante en la serie, esto acompañado de una animación digital y un cambio hasta de ambientes y musicalización hacen que la "nueva época" de Dragon Ball tenga un concepto diferente. Por lo poco que podemos ver el nuevo film esto parece cambiar, al menos en lo que respecta a la animación, a la estética y a la ambientación. Tranquilamente ese trailer que pudimos ver hace unas semanas podría ser parte de un film de los 90´de Dragon Ball Z. Esperemos que el concepto también se recupere en lo que respecta a peleas y arco argumental, algo que se pudo ver en momentos de la saga de Black y en el Torneo de Poder, pero que en líneas generales faltó en la nueva serie.