Circula en internet el día de hoy el video donde el actor de Televisa [VIDEO], David Zepeda es despojado de algunas pertenencias a bordo de su lujoso auto deportivo, sin embargo, lo que está dando de qué hablar no es el suceso en sí, sino el final inesperado a diferencia de las producciones que le dieron fama.

Lo que viene con la fama

David Zepeda saltó a la fama con el acérrimo rival, la televisora del magnate del los muebles y los abonos chiquitos: Ricardo Salinas Pliego.

Zepeda tendría sus primeros chances en la producción de TV Azteca, ‘Los Sánchez’, la primera versión de ‘Una familia con Suerte’ telenovela que años después llevara a la cima Juan Osorio en la televisora de San Ángel.

En aquella primera edición del refrito argentino, el joven y aún desconocido David comenzaría a llamar la atención y sin muchos reflectores aún alguien tuvo el tino de enrolarlo en con la competencia, desde entonces es una de las cartas fuertes en aquella empresa.

La fama y las criticas llegaron con el éxito, todo lo que el actor hace es objeto de burlas, particularmente cuando tuvo la puntada de lanzarse como cantante; lo hace muy mal.

Además de sus limitaciones artísticas, las críticas en torno a la celebridad giran alrededor de su sexualidad, como es también costumbre. Pero, la mañana de este viernes todo parece dar un giro, ya que el actor fue víctima de una asalto en la ciudad de México, y sin caer en estereotipos que encasillen a la comunidad de LBGBTTTI como cobardes solo por su orientación sexual, la nota cambia aunque sea un poquito la imagen del protagonista de ‘Abismo de Pasión’.

¿Que pasó?

Aunque la noticia sucedió hace unos días, supimos de ella hasta el día de hoy en que Verónica Bastos, periodista de la misma empresa, dio la nota en el programa ‘Hoy’.

Mientras circulaba en su lujoso auto deportivo, el originario de Sonora fue encañonado por un delincuente en la calle Mixcoac, después de arrebatarse el teléfono celular y una loción, y que el malhechor saliera corriendo, el histrión salió del auto y echo a correr tras el ampón, y con la ayuda de un policía de la CdMx, y tras varias calles de persecución, dieron alcance al asaltante.

El sátrapa fue detenido y con la declaración del actor está tras las rejas.

Con obviedad la nota le esta dando la vuelta al continente y el papel de héroe justiciero al puro estilo del viejo oeste de Zepeda, crece. Y, aunque seria arriesgado tomar el ejemplo de David, para detener a los malos, es de reconocerse el valor cívico del actor.