Este fenómeno se consolidó en Chile en el año 2012, con el éxito contundente de "Gangnam Style", convirtiéndo al rapero y cantante Psy en la sensación internacional del momento. Tanto los parques y centros culturales se ven envueltos en el universo del k-pop con adolescentes por doquier adoptando la mezcla de pop, electrónica y letras optimistas de la música [VIDEO]surcoreana.

Las embajadas de todo el mundo se coordinan para realizar las eliminatorias antes del “Festival Mundial K-Pop 2018”, dando la oportunidad a miles de adolescentes de demostrar sus mejores coreografías a lado de los ganadores de los festivales pasados y poder llegar a la final en Corea del Sur.

"Los ensayos son varios días a la semana", dice Alicia, de 17 años. "Disfrutamos al máximo el baile".

Fanático sigue a su ídolo sin importar la distancia

En febrero el ex vocalista de la banda de chicos de K-pop SS510, Kim Hyun-joong, anunció un concierto en Santiago, logrando una venta masiva de alrededor 3000 fanáticos eufóricos dentro de las primeras semanas de haber salido a la venta los boletos. "Tras esperar seis años, por fin veré a Kim Hyun-joong aquí, en Chile", dijo Cristal Escobar, de 16 años, a AFP, quien viajó 550 kilómetros para llegar al concierto.”Me encantan sus canciones, memoricé la letra de todas, y estudio sus coreografías, lo admiró mucho, tiene un taleto inigualable”. En 2017, otra banda muy popular, BTS, llegó a Chile, vendiendo 12,000 boletos en un par de horas.

El K-pop inspira a sus fans

En Chile, la influencia de la K-Popmanía fue tan grande que formaron bandas locales como "Rough Bunnies", que surgió en 2014 después de que la banda de chicos de K-pop [VIDEO] BAP cancelara un concierto allí."Teníamos por nombre BTP (acrónimo en español de Babes: Perfect Tribute) pero sonaba ridículo", dijo la líder de la banda Tamara a la AFP." Después de varias propuestas creamos 'Rough Bunnies' ya que sonaba mejor en inglés que en español".

Tienen popularidad tanto en espectáculos en vivo, YouTube, hasta en la radio local, teniendo muchos seguidores en sus redes sociales.

El K-pop se propaga rápidamente en cada rincón de América Latina, los grupos como “EXO” y “SS501” que presentan conciertos alrededor del continente dan prueba de que la Música sobrepasa las barreras, cautivando a los jóvenes con sus ritmos electrónicos, rutinas de baile meticulosamente coreografiadas y cantantes inmaculadamente peinados vestidos con atuendos extravagantes.