Ser rico, exitoso y famoso es siempre una gran responsabilidad y hay pocas personas suficientemente fuertes para cargar con el peso de la Fama, especialmente si se vuelven súper estrellas de la nada. No sorprende que sea particularmente difícil para los niños pequeños, quienes generalmente se vuelven famosos en un día y pierden la oportunidad de tener una niñez normal, lo que eventualmente los hace incapaces de vivir vidas normales.
Revisa la lista de niños estrellas que solían deleitarte y probablemente te darás cuenta de que no son lo felices que estabas seguro que serían.

Reseña de Macaulay Culkin

Nacido en 1980 en la ciudad de Nueva York, es una de las estrellas de la infancia más conocidas de todos los tiempos.

Su primer papel importante fue en 1989 en la comedia de John Candy Uncle Buck. El director John [VIDEO]Hughes reconoce el gran talento y le escribe el papel de Kevin McCallister en el cuerpo.

Con Kevin - At Home Macaulay [VIDEO]Culkin celebra su avance mundial en 1990. La película sobre un niño de diez años, que se olvida en casa durante la temporada de Navidad se está convirtiendo en la comedia más exitosa de todos los tiempos. A continuación, Culkin convierte una película en éxito después de otra.

Sin embargo, el estadounidense se las arregla para no lidiar con el éxito. Después de algunos fracasos, el actor se tranquiliza a mediados de la década de 1990, se retira del mundo del espectáculo durante una década y pronuncia discursos, especialmente con escándalos relacionados con las drogas.

¡En el nuevo milenio, Macaulay Culkin intenta hacer películas como Party Monster y Saved! un regreso. Aunque es alabado por los críticos, las películas solo tienen un éxito moderado.

La fama no siempre implica éxito

Si piensas en qué tan famoso puede volverse un niño, es probable que su nombre sea el primero que te venga a la mente. Luego del fantástico éxito de Mi Pobre Angelito (Home Alone), Macaulay [VIDEO]Culkin se convirtió en el actor mejor pagado de Hollywood. Su papel en Mi Pobre Angelito le dio fama a nivel mundial y sólo $100.000 lo que era ridículo, ya que las ganancias de la película fueron de 500 millones de dólares. Indignado por tal injusticia, el padre de Macaulay decidió convertirse en el productor de su hijo para defender sus intereses. De hecho estaba más preocupado de las ganancias de Macaulay (y mientras más ceros hubiera mejor), que de su carrera.

En su afán de dinero dejó de prestar atención a la calidad de los libretos ofrecidos. Cada nuevo proyecto de Macaulay era pero y peor, su carrear estaba cerca del desastre.

Sus padres se divorciaron, su padre comenzó a beber y su madre luego de una larga pelea por su hijo – o más bien por su dinero – perdió completamente la razón. ¿Hay algo que pueda ser aún peor? Sí lo hay. Esta secuencia de errores fue seguida por un período de adicción a las drogas (incluso fue arrestado y encarcelado por posesión de marihuana), un doloroso rompimiento con su novia, una relación con una estrella porno y según rumores, un intento de homicidio.