Por fin. Último capítulo [VIDEO] de la primera temporada [VIDEO] y las cosas ya han llegado al punto de no retorno, sobre todo en el caso de la pequeña Once y de sus amigos. En este episodio vienen muchas revelaciones y algunos asuntos sin resolver, pero aun y con la tensión por saber más sobre lo que les espera a los personajes, no se puede negar que lo que es esta primera parte de la historia nos supo mantener en vilo durante todos los capítulos.

Los hermanos Duffer y su equipo hicieron un excelente trabajo con la historia, así que ahora ya solo queda pasar a la segunda temporada de Stranger Things y descubrir que fue de los personajes tras este episodio tan trepidante y lleno de misterios y acción.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Si no lo han visto, entonces les recomiendo que primero ven el capítulo y luego lean la reseña, por aquello de los spoilers.

Esto es el último capítulo de la primera temporada de Stranger Things.

Fuera de la bañera

Hopper y Joyce han sido detenidos por los trabajadores del laboratorio tras irrumpir en las instalaciones en su búsqueda por Will, y mientras se encuentran lidiando con los interrogatorios que les hacen, el jefe de policías tiene un par de palabras con Dr. Brenner; el encuentro permite que hagan un trato entre los dos y, tras dar la posición de Once se les permite entrar al otro lado por el hijo de Joyce.

Al mismo tiempo que los dos buscan al niño, el doctor y su grupo de soldados y agentes acuden a la escuela, en donde se encuentran con una Once que, aunque debilitada por usar sus poderes para rastrear a Will, tiene a Mike, Lucas y Dustin para ayudarla. Aun y cuando los niños son descubiertos por las personas del laboratorio, ella no deja de creer en sus nuevos amigos y de protegerlos, provocando que una amenaza aun mayor que el que los adultos se aproximen a ellos.

¿Podrán hacerle frente a lo que se acerca?

Y que hay de Jonathan y Nancy. ¿Será que su plan servirá de algo para darles tiempo?

La promesa rota

Por dios. Si ya me había llevado varias sorpresas con las actuaciones de varios de los integrantes del reparto, en este capítulo me encontré con verdaderos personajes luchando por sobrevivir a la amenaza del laboratorio y del otro lado. Las actuaciones son impresionantes, y cabe destacar al elenco infantil porque hay un par de escenas al final del capítulo en donde vemos que explotan su potencial, mostrando la camaradería de los chicos para con Will.

También quiero destacar que, en comparación con otras parejas en series de este género, la mancuerna entre Mike y Once es mucho más creíble y comprensible. Se siente la química entre los personajes, y es gracias a ello que las escenas donde se muestran preocupados por el otro se perciben con tanta fuerza.

En los escenarios me gustaría destacar dos puntos que desempeñan un papel de suma importancia en el capítulo.

Primero: la escuela, en donde se da la pelea entre los niños protagonistas contra los enemigos de la pequeña Once. Segundo: la casa de Joyce, ya que es en este sitio que por fin vemos a Jonathan, Nancy y Steve como grupo, luchando contra aquello que amenaza al pueblo mientras les brindan algo de tiempo a los demás personajes para salir de sus respectivos embrollos.

¿Mi recomendación? Este capítulo es un antes y un después en la serie de Stranger Things. Aquí vemos la ruptura, literal, entre las temporadas; por lo mismo es uno de los episodios más intensos e impresionantes de la serie. Si se sienten listos para ver este final de temporada, háganlo con cuidado. Algunas escenas pueden ser fuertes.