La franquicia de Dragon Ball fue creada en 1984 por el autor Akira Toriyama. Las aventuras de Goku y sus amigos tuvieron un papel muy importante en la historia de las producciones japonesas, ya que el anime fue una de las primeras series orientales en tener éxito también en occidente. Gracias a esto, Dragon Ball fue una de las producciones responsables de la popularidad del manga / anime japonés [VIDEO] en el resto del lote. Incluso con más de 30 años de existencia, la franquicia todavía tiene mucho aliento, y muchas más producciones en mente, y eso fue probado con la última serie, el cual fue un éxito total tanto en Japón como en el resto del mundo.

Después de un paréntesis de casi 20 años, la franquicia volvió a lanzar una nueva serie en 2015 con Dragon Ball Super. El la anime tuvo mucho éxito, en el que se mantiene la historia creada por Toriyama, como uno de los aspectos más importantes de la serie emitida. La popularidad era tal que, cerca del final del anime, se llevaron a cabo varios eventos para la transmisión de los últimos episodios de la serie. Esto demuestra que Dragon Ball [VIDEO] es una franquicia que no sólo le llama la atención a los niños, sino que también mantiene a un público fiel desde siempre. La prueba de ello es que incluso algunas autoridades del país Japones, no les dio vergüenza demostrar su amor por la serie.

Los políticos japoneses se disfrazaron de Goku y Majin Boo en un evento

El 1 de abril se llevó a cabo un evento para la apertura de un museo en miniatura en Kurayoshi , provincia de Tottori en Japón.

La ceremonia estuvo marcada por el atuendo de dos autoridades locales, que aparecieron vestidos de dos personajes de Dragon Ball. Kotaro Ishida, el alcalde de Kurayoshi, se vistió como Goku. Shigeru Ishiba, un ex ministro de la Defensa, asistió a la ceremonia vestido como el villano Majin Bu. La historia creada por Akira Toriyama fue homenajeada de forma bien inusitada y el resultado fue hilarante.

Por otra parte

Ese mismo día se pudo apreciar, otro evento, donde un Alcalde de una pequeña ciudad de Japón, se disfrazó como un pokémon, especificamente "Slowpoke", el cual también causo revuelo en las redes sociales, por su peculiar manera de dar un pequeño homenaje a otra de las series más exitosas de Japon, junto a Naruto y Dragon Ball, esto demostró que el amor por la franquicia va mucho más allá de la formalidad. ¿Qué le pareció la iniciativa? Imagínese si esto sucede en todos los países del mundo? ¡Sería más que genial!