El arco Clear card de Sakura Card Captor está cada vez más intenso. En está ocasión me tocó ver un capítulo por demás intenso y lleno de nuevas cosas que, si son fanáticos del anime seguro habrán identificado en el transcurso del episodio en donde, por cierto, nos topamos con una Clear card un poco extraña, por lo menos en comparación con sus hermanas y lo que pueden hacer.

El capítulo seis está diseñado no solo para darnos un buen momento en compañía de los personajes y sus situaciones, sino que gracias a él retomamos varios puntos que se vieron en los arcos de las cartas Clow y de las cartas Sakura, llevándonos en un viaje por los recuerdos de la serie de antaño que fue la que nos atrajo en primer lugar.

Anuncios

¿Ya vieron el capítulo? Si no le han visto, los invitó a quedarse a la reseña de este día. Esto es el capítulo 6 de Sakura Card Captor, arco Clear card.

Una situación familiar

El capítulo da inicio en la escuela secundaria Tomoeda, donde Sakura, Tomoyo, Syaoran y sus demás amigos se encuentran tomando sus clases como siempre. La niña se muestra un poco torpe con algunas cosas y, entre lecciones por fin llega el anhelado timbre que anuncia el descanso de medio día. Los chicos se reúnen para comer en grupo y en ese tiempo Sakura por fin le pide a Akiho que cante para ellos, ya que escuchó parte de su voz en el capítulo pasado cuando se reunieron en el campo de los árboles de cerezo.

Tras la ayuda de Tomoyo, las tres junto con Syaoran van al salón de música a escuchar a Akiho cantar, lo que pronto provoca que Tomoyo la acompañe y ambas canten a dúo para sus amigos, todo al compás de la melodía que toca Syaoran en el piano del salón de clases. Sakura está sorprendida por lo que ve, pero su sorpresa no dura mucho tiempo. Siente algo extraño cerca del salón y le toca a ella encargarse de lo que sea que ronda el lugar y a sus amigos, antes de que Akiho u otra persona se dé cuenta de lo que ocurre a su alrededor.

Anuncios

Tras la canción

Ya sé que algunos me van a tomar de exagerada, pero sigo sintiendo que Akiho no trama nada bueno. No sé, me parece que nadie puede ser tan bueno como ella y cada vez me parece más irreal su actitud y la calma con que se toma todo. Por supuesto que no es la única porque Syaoran cada vez me exaspera más con sus mensajes crípticos y expresiones que dejan poco a la imaginación, ¿Qué? ¿Qué pasa con Sakura? ¿Por qué no dices algo concreto y nos ahorras todo el sufrimiento? Por otro lado, la dupla Tomoyo/Sakura hizo un buen trabajo al traer de regreso el canto de la peligris; si había algo que me gustaba de los otros arcos era cuando Tomoyo cantaba en algún capítulo, por lo que disfrute mucho escuchara una vez más.

En los escenarios no puedo dejar de nombrar el salón de música que, ¿Era mi imaginación o se parece muchísimo al salón de los arcos pasados? Esto sí que no lo entiendo. Se supone que los chicos pasaron a la secundaria, ¿Por qué se parecen algunas edificaciones a las de la primaria? No sé, pero ese fue el único pero grande que le encontré a la historia. Todo lo demás se vio muy bien.

¿Mi recomendación? Este capítulo aportó poco a la historia central del arco, sin embargo, tiene momentos memorables y varias situaciones que, desde mi punto de vista no se pueden ignorar.

Anuncios

Si todavía no lo han visto, ¿Qué esperan?