Séptimo capítulo [VIDEO] del anime [VIDEO] de Sakura Cardcaptor y los problemas no dejan de cruzarse con Sakura, Kero y Yue. Las nuevas cartas siguen apareciendo sin descanso, y tanto la niña como sus guardianes están lidiando con situaciones y fuerzas que no comprenden y que parece, solo buscan romper la calma de su ama y quienes la rodean. ¿Será que la nueva carta tiene las respuestas a sus preguntas?

Ok, los problemas en este episodio están igual o más tranquilos que con el capítulo pasado, pero aunque no ocurren cosas de cuidado en él si cabe destacar un par de actitudes por parte de Kero y Syaoran, ya por un lado vemos que el guardián desea enviarle fotografías de las cartas a Eriol, y por el otro vemos que el niño sigue con aquellas actitudes misteriosas a las cuales se une el hecho de que Syaoran parece haber dominado un poder especial en la invocación de su espada.

¿Ya quieren ver el capítulo?

La alternativa para Tomoyo

El capítulo comienza en un sitio por demás conocido para los personajes y para los espectadores: la casa de la familia de Tomoyo. ¿Quién no extrañaba ver la vivienda de nuestra camarógrafa favorita? Y más porque se nos da un agregado en forma de su madre, y las clásicas guardaespaldas de siempre iban con la niña en los arcos pasado. La señora Sonomi no tarda en ver a Sakura, abrazándola al tiempo que la elogia porque cada día se parece más a su madre.

Tras la interrupción, vemos que Tomoyo no puede dejar pasar la oportunidad y envía a Sakura a cambiarse de ropa para probar el nuevo invento de la compañía familiar de la niña: una cámara dron. Mientras las chicas y Kero se dedican a probar el artilugio, Sakura libera la carta Record para conocer sus poderes; lo que resulta en una escena impresionante en donde se ve como la carta en cuestión es capaz de grabar a las personas y darles forma en el aire.

Una imagen fiel que se rompe tras la interrupción de Kero y la llegada de Syaoran a la casa.

Una carta invisible

Si hubo un personaje que me gustó en este capítulo fue la madre de Tomoyo. Desde los arcos pasados disfrutaba mucho con sus meteduras de pata y ocurrencias, y esta vez no fue la excepción. La imagen de aquella mujer de cabellos cortos y sonrisa fácil para Sakura, me hizo recordar otras escenas de ella y me hizo reír con sus gestos y comentarios tan parecidos a los de su hija.

Por supuesto, en escenarios no puedo dejar de mencionar la casa de Tomoyo, que sigue siendo tan grande como la recordaba y, gracias a la Animación se pueden apreciar varios detalles que en los primeros arcos no se notaban mucho; además de que la iluminación hace que la vivienda resalte.

¿Mi recomendación? Sí, sé que este es otro capítulo que bien podría entrar a la clasificación “de relleno”, pero aun y con eso me gusto ver a personajes y lugares que hacía mucho no veía.

Datos curiosos del capítulo

Kero enviando fotos de las cartas a Eriol.

Por donde lo mire, esa actitud no es normal en el despreocupado guardián. ¿Será que también oculta algo?

Syaoran y su nueva espada. Wow, quería ver al niño haciendo magia una vez más, pero la aparición de su espada está a otro nivel. La animación hizo que se luciera.