Nuevo anime [VIDEO]para reseñar y seguimos con series [VIDEO] fuertes, sobre todo en el caso de Netflix ya que en últimas fechas ha estado apostando por animaciones japonesas cada vez más elaboradas e impactantes, lo que ha estado entregando a los usuarios de la plataforma vía streaming todo un aluvión de historias que, si no hubiera sido por la cadena tal vez habríamos tardado en conocer. Ese es el caso de uno de los animes más conocidos hoy en día, Seven Deadly Sins.

Seven Deadly Sins o, como lo sugiere su traducción, “Los siete pecados capitales”, nació como un manga de la mano del autor Nakaba Suzuki. Esta historia vio la luz en el 2012 y desde entonces se encuentra publicándose, tanto en el formato de tankōbon (Volumen recopilatorio), como en la revista de Weekly Shōnen Magazine; esto último en su idioma de origen, el japonés.

Una princesa perseguida

La historia comienza con un flashback en donde se muestra la destrucción que ha causado el grupo conocido como “Los siete pecados capitales”, quienes han diezmado a la población de caballeros en el reino de Liones. Diez años después, un grupo de personas se encuentran reunidas en un pintoresco bar a las afueras de un pueblo, en donde son atendidos por un jovencito que dice ser el jefe del local.

Algunos de los que se encuentran bebiendo en su bar no le creen, pero las burlas pronto son interrumpidas cuando un hombre llega muy asustado al lugar pidiendo auxilio. Él dice haber visto a un caballero con armadura oxidada, por lo que en automático los presentes comienzan a hablar sobre el desaparecido grupo de bandidos que en su momento causo tanto daño al país, los siete pecados.

Mientras algunos claman que todavía siguen con vida y que los caballeros sagrados de Liones siguen buscándolos para acabar con ellos, otros no tardan en argumentar que esos son solo cuentos de niños.

La riña se interrumpe cuando la figura de un caballero con armadura oxidada entra en el local.

Meliodas al rescate

Pues, ¿qué puedo decir? La historia comienza muy bien y sus personajes principales son uno de los motivos de ello. Por un lado tenemos a un protagonista masculino muy gracioso y ocurrente de la mano de Meliodas, y por el otro vemos a su contraparte decidida y amable en la figura de Elizabeth; una chica que aunque no tiene la fuerza y habilidades de su amigo parece estar dispuesta a todo con tal de salvar a su gente de la mano cruel de los temibles caballeros sagrados. Por supuesto que el factor comedia va de la mano con el simpático Hawk, aunque todavía no entiendo la relación que tiene Meliodas y él.

En escenarios nos encontramos con una ambientación en 2D muy cuidada y con detalles bien definidos.

El bar y sus alrededores están diseñados al más puro estilo de antaño y, gracias a los colores que usaron para dar vida a los lugares es que se le da mucha presencia a los mismos, una prueba de ellos son las tonalidades cálidas del bar que contrastan a la perfección con los azules de los castillos y torres de los caballeros sagrados.

¿Mi recomendación? Este capítulo comenzó muy bien la historia, y gracias a que nos dan acción, misterio y un poco de humor me divertí mucho viéndolo. En definitiva, voy por el segundo episodio.