Los fanáticos del Anime y el manga conocen todos los géneros que hay, desde crimen, drama, ciencia ficción, terror, comedia, entre muchos más. Aunque los otakus (como son llamados los seguidores) se enfrentan siempre a críticas y puntos de vista, a veces ofensivos de los ajenos al gusto. A consecuencia de que se muestran menores de edad en situaciones adultas.

El sucesor de Gal Gun: Double Peace ha sido blanco de la USK (Entertainment Software Self-Regulation Body) en Alemania, ya que ha prohibido recientes estrenos de juegos [VIDEO] eróticos de anime, y no es la excepción ya que muestra elenco infantil con demasiadas tramas subidas de tono además de transformaciones físicas que sugestionan a actividad carnal.

Cuando el juego dulce y lindo

La producción de los juegos inicialmente inofensivo con su lindo estilo gráfico, música divertida y humorística que presenta la secuela de Gal Gun: Double Peace tiene un argumento bastante interesante: un niño tiene que resolver el conflicto entre un ángel de amor y un demonio en su escuela, éste último envía demonios pequeños, que transforma a todas las niñas en adorables e impetuosas mujeres fatales.

Eso no es todo el ángel del amor crea caos y equipa al niño con una atracción irresistible, lo que hace que todas las chicas a su alrededor se vuelvan locas de lujúria, solo puede defenderse de la turba con un cañón de feromonas, unos pocos disparos en las áreas erógenas de las niñas las arrojan al éxtasis orgiástico al suelo. Debido a que los pequeños demonios se esconden en su ropa o en su cabello, solo una aspiradora grande ayudará, así que el niño absorbe las bestias desagradables, y no pocas veces la ropa de las niñas al mismo tiempo, después de lo cual caen gritando al suelo y cubren con vergüenza sus áreas íntimas, el disfraz sucede de manera tan contraria a su voluntad en público.

Mecánicamente, juegas como un tirador de pistola ligera. Pero aquí no se pelea con zombis o soldados, las chicas son empujadas a una carrera de amor. El concepto es muy extraño, pero el juego ya que contiene personajes infantiles ya que representan estudiantes y el ambiente sensual y erótico no combinan adecuadamente con las reglas cibernéticas.

Polémica a la que se enfrentan los juegos Eroge

Para los expertos en protección de jóvenes en la evaluación particularmente crucial es el llamado ”Generalización de menores posturas antinaturales, de género”. Los movimientos, por ejemplo, resaltanlas partes íntimas o la extensión de las piernas. "No tiene que ser imágenes explícitas, sino también representaciones virtuales de niñas y niños, que según la apariencia externa de los mayores de 18 años aparecen, cumplen con los hechos", expone Lidia Grashof, representante permanente de las Autoridades Estatales Juveniles Supremas (OLJB) en el USK. "El problema no se refleja al mostrar sin ropa al personaje, lo que preocupa en realidad es la postura que se toma con el énfasis carnal antinatural" añadió.

Para la investigación, el psicólogo Benjamin Strobel, que estudió medicina sexual en Kiel concedió una entrevista y se logró la conclusión de que los contenidos elevados de tono sensual para niños de entre 12 y 16 años afectan su desarrollo ya que ciertas situaciones no las comprenden total o parcialmente. Por lo tanto, las representaciones carnalizadas de menores no deberían hacerse normales y estar ampliamente disponibles en el espacio público. Aunque los jóvenes tienen nociones de la temática aún no tienen el conocimiento de algo más complejo como la adultez.

La presentación linda deliberadamente recortada de varios juegos de Eroge despierta la curiosidad del niño, pero al mismo tiempo da impresiones completamente falsas de erotismo y actos carnales, es probable que tales descripciones alienten tendencias [VIDEO] violentas en menores y contradigan el requisito de la consideración mutua y el respeto por la integridad física de otras personas.

Como la lista en el juego tiene más de 30 caracteres, los dos niños no están en primer plano. En esta decisión de caso, el USK finalmente decidió un lanzamiento de 18. Para evitar por todos los medios posibles que los adolescentes tengan acceso a él aunque se corren muchos riesgos pero ya es responsabilidad del usuario si le afecta o no.