Cabe decir, que esta película dio muchísimo que hacer, ya que desde la filmación en Europa hasta el penetrante transcurso de un vestido de pretendiente, la tercera y última entrega de la trilogía ha sido un éxito total que generó muchas emociones positivas en los espectadores. Una de las individuas que fue parte sistémica de ese asunto fue la modista de la vestimenta Shay Cunliffe, y la mujer a quien se le deben los aspectos más sexys de Ana y Christian habló recién con Cinema Blend antes de la presentación de la película de Blu-ray para hablar sobre todos los datos enmarañados, circunscribiendo ¿por qué Dakota Johnson revela un corsé?.

Comentarios

Acorde con Cunliffe, “El mayor desviamiento de lo que estaba escrito fue la escena de la habitación que concluye la película, donde le remitió un mensaje de texto a Christian expresándole que estaba lista para él.

En la fábula, se refiere como un tipo de camisa de seda azul, y tiene una delineación más prudente. Y evidentemente no había habituado ningún corsé en la película. No fuimos allí, sabes, inclusive cuando ella está en la guardarropía en lencería... Era una especie de adaptación suave y mujeril de eso, sin chocar realmente la versión real de la ropa íntima de los entusiastas del corsé. Y me atrapó que, para ese postremo repaso, realmente corresponderíamos marchar con el corsé y no solo innovar una tipa de camisola.”

Más sobre el tema

La ropa íntima en las tres películas es una parte sustancial de cada película (también de los textos). A veces las ocultaciones son un solaz sexual atrayente, a veces la ropa interior es algo que Dakota Johnson usa como indumentaria, como cuando lidiaba en el guardarropa con Christian en la última entrega de la trilogía y a veces esas capas ayudaban a sellar el tono en la escena.

Como Shay Cunliffe narró que el camisón de seda azul realmente no anduvo para Anastasia Steele creado por Dakota Johnson en paralelo con el protagonista de las aventuras. Cunliffe tuvo la resplandeciente idea de ir con un corsé, y concluyó siendo una de las escenas más visualmente positivas en la película.

En ese instante, no obstante, tuvo que arrojar la idea a los que crearon la película antes de que terminara con el gran final del corsé por Shay Cunliffe, “Escuetamente dejé avanzando esa idea por todos y todos reconocieron el: Sí, sí". Una muy apretada y sexy, que está arrodillada allí esperándolo. Si ya has vivido la película Fifty Shades Freed en este asentamiento, y quedamos a paraje de entrar en spoilers finales, sabrás que la escena en cuestión termina siendo un momento súper significativo para Anastasia Steele [VIDEO], quien instiga a Christian Gray [VIDEO] a unirse ella en la habitación roja, donde ella está usando un corsé y listo para su jugueteo. Es un instante que también es poderoso para el protagonista, ya que ella y Christian emprenden a estar más en la misma página con sus pretensiones y carestías.

La película nos da una pista sobre el futuro del público dúo convencional, rodeando las cosas de una cualidad que debería atraer a los entusiastas.