Este viernes, 29 de junio, la artista británica Florence Welch, junto con su banda The Machine, lanzó su cuarto trabajo discográfico llamado High as Hope. El álbum, que con tres sencillos ya se había posicionado como uno de los más esperados del año, tuvo buena acogida en su día de lanzamiento. Welch es una de las artistas más exitosas entre el pop y el indie [VIDEO], y es mundialmente reconocida por canciones como Dog Days Are Over y Shake It Out.

La cantante aseguró en una entrevista para Universal Music que este nuevo trabajo viene cargado de soledad, dolor y problemas con los que ella misma se tuvo que enfrentar. La artista dijo, sin embargo, que el sentimiento general de High as Hope es que, como su nombre lo indica, hay esperanza.

Welch comentó que tenía pensado llamar el álbum "The End Of Love", ya que se encontraba saliendo de un "tipo de amor necesitado y vacío", pero el título se prestaba para malinterpretaciones y necesitaba mucha explicación.

El mismo día en que se tatuó su brazo izquierdo con las palabras "Always Lonely", Welch visitó varias librerías y cafés en Nueva York [VIDEO] y se sintió enamorada y viva con las todas posibilidades que esa ciudad le podía brindar, aseguró un artículo publicado por The New York Times. Según dicho artículo, la cantante británica escribió un poema sobre la capital del mundo llamado "Poema de Nueva York (para Polly)", que contiene los versos “Heady with pagan worship/ of water towers/ fire escapes, ever reaching/ high as hope", que inspiraron el título de este trabajo discográfico.

Vídeos destacados del día

Welch explicó que su tercer álbum, How Big, How Blue, How Beautiful, fue un grito de ayuda pidiendo que algo externo solucionara sus problemas. "Pensé que podía 'salir' con la solución, tomarme la solución, drogarme la solución y este nuevo álbum es un reconocimiento de saber que no puedo hacerlo", aseguró la cantante en una entrevista para Universal Music. También confesó que con High as Hope finalmente sintió que sabía lo que estaba haciendo y lo que quería hacer, mientras que en sus anteriores álbumes llegó a sentirse perdida produciendo algunas canciones. La cantautora de 31 años dijo que con este proyecto se sintió segura de los mensajes que quiere transmitir y de lo que es capaz como artista.

Un primer vistazo a 'High as Hope'

Este álbum está compuesto por diez canciones, de las cuales 'Sky full of Song', 'Hunger' y 'Big God' fueron los primeros sencillos. The Guardian describió éste como proyecto musical mucho más maduro y sabio en el que Welch analiza su adultez. Después de escuchar este trabajo musical de cuarenta minutos, y con base en información suministrada por la artista a diferentes entrevistas y medios internacionales, se pueden sacar algunas primeras conclusiones.

June es la primera canción del álbum y es un poema para Nueva York [VIDEO], ciudad a la que Welch se refiere en otros tracks. La segunda canción es Hunger y en ésta, Florence habla sobre la búsqueda del amor en "cosas que tal vez no son amor, como las drogas o la fama" explicó la cantante en una entrevista para Universal Music. En esta canción, la artista también habla sobre un trastorno alimenticio que tuvo en la juventud cuando en la primera estrofa dice "A los 17 comencé a morir de hambre. Pensé que el amor era una especie de vacío, pero al menos entendí el hambre que sentí y no tuve que llamarlo soledad". En una conversación con The New York Times, Welch confesó que nunca se imaginó hablar sobre este tema.

En South London Forever, la cantante habla sobre su hogar al sur de Londres [VIDEO], mientras hace una alusión a la idea de "volver a casa", y recuerda momentos de su juventud en Camberwell. Big God fue el tercer sencillo del proyecto y está inspirado en el ghosting, que es conocido como el acto de suspender todo tipo de comunicación con alguien con quien se está saliendo, con la intención de que esa persona entienda que las cosas se terminaron. Welch vuelve a tratar el tema hacia el final del álbum.

Sky Full of Song fue la primera canción del álbum y una balada en donde Florence canta a capela durante la primera mitad y habla sobre una persona que está volando muy alto y aparentemente está cumpliendo sus metas. Esa persona, sin embargo, está sola y perdida y, a pesar de estar muy cansada, no puede 'dejar de volar' y está esperando a que alguien la agarre por los tobillos y la ayude a descansar. Grace es el sexto track del álbum y en éste, Welch se disculpa con su hermana, homónima del título, por haber arruinado momentos importantes en su vida, y también habla sobre el abuso de drogas y sobre haber hechos cosas estando fuera de sus cinco sentidos.

Patricia, el sexo track del álbum, es un homenaje a Patti Smith [VIDEO]. Welch explicó para Universal Music que, al componer la canción, se sintió tímida Smith es una de sus ídolas y "parece ser una artista que vive por su trabajo pero también parece entender muy bien lo que es la vida, de tomar un café en tu taza favorita", de lo tangible del día a día, lo pequeño y lo milagroso". En 100 Years, Florence saca todos los trucos de la manga para cantar sobre diferentes estados de ánimo. En general, el track dice que sin importar cuánto tiempo pase, ella estará ahí para esa persona. En el cancionero del disco, la artista escribió al lado de la letra de esta canción "Dame brazos para rezar. Vamos a ser las víctimas".

The End of Love, el penúltimo track del álbum, estaba destinado a ser el título del disco hasta que Welch concluyó que podrá darse para malinterpretar a lo que ella realmente se quería referir. Esta balada hablada sobre mirar con perspectiva las decisiones de la juventud y los lugares que ella creyó que eran amor pero que en realidad eran espacios de necesidad y soledad, como lo explicó a Universal. En esta canción, la cantautora habla sobre su 'yo' del pasado y revive con nostalgia momentos que ella pensó que podía definir como felicidad. 'Estamos volando tan alto que no dolió para nada', canta en el coro. Esta, siendo una de las canciones más bellas del álbum, tiene la letra más terrible sobre auto-destrucción.

En esta canción, la cantante vuelve a hablar sobre Nueva York y en el puente vuelve a tratar el tema del 'ghosting', cuando menciona a persona llamada 'Joshua' y dice: "(...) me dijo que me amaba y volvió a hacerme 'ghosting' otra vez". Este track, pese a ser una de las más nostálgico de todo el proyecto, engloba los sentimientos globales que quería transmitir la artista: soledad y esperanza. No Choir es la canción final de High as Hope. En ésta, Welch habla sobre la soledad como la única compañía verdadera y sobre la volatilidad, y sin embargo, la belleza de la vida.

En este álbum, Florence trata temas mucho más personales. A diferencia de sus pasados trabajos discográficos, en donde tiende a utilizar metáforas complicadas, pasando a letras sencillas donde se puede apreciar realmente un estado emocional de recogimiento y de perspectiva sobre sus acciones y los lugares donde pensó que iba a encontrar la felicidad y el amor. El diario Independent calificó este trabajo como la calma después del caos, y si algo se puede decir sobre este álbum es que nunca antes Florence Welch había sonado más liberada y con tanta esperanza.