Llega Eugenio a sus terapias con Axel y cuando está en su consultorio llega don Canuto y Robert le dice que su hijo Eugenio está en el hospital. Y ahí se termina el capítulo anterior.

Viernes 20 de julio: Mi marido tiene más familia

Robert le dice a Eugenio que va a su casa porque es el primer día de la nueva niñera. Axel camina por el hospital con Eugenio y se encuentran con don Canuto; don Canuto le dice a Eugenio que tenía muchas ganas de verlo y él se sorprende. Susana está felicitando a todo su equipo cuando terminan el trabajo y agradece en especial a Julieta; de repente se empiezan a sentir mal todos los que consumieron las galletas, y se pelean por el baño; Susana acusa a Julieta y amenaza con denunciar a galletas Tornado por lo sucedido.

Doña Imelda se enoja porque Crisanta sigue teniendo más éxito que ella; Crisanta le dice a Amalia que ya sabe que Imelda hizo todo. Robert llega a su casa y encuentra toda la casa llena de jabonadura, ve que los niños están bien y le reclama a la nana por lo sucedido; Yolanda se justifica por haber lavado un mantel y renuncia. Robert cuestiona a Dave y Sebas sobre lo sucedido con la casa y Sebas dice mentiras. Blanca llama a Robert y le recuerda que mañana los espera. Dave y Sebas se ofrecen a ayudar a Robert a limpiar la casa.

Eugenio le pregunta a Axel que si la artrosis es hereditaria en frente de don Canuto. Audifaz se siente mal porque no puede vender ninguno de sus libros. Clarissa se la pasa hablando de Axel, lo que molesta a Casandra y a Gabriel; Dani le dice que se vaya con cuidado.

Vídeos destacados del día

Julieta, Hugo y Diana cuestionan a Catalina sobre el problema de las galletitas Tornado, ella confiesa que se le cayó un líquido de su maestro sobre la masa de las galletas; Julieta promete ayudar.

Crisanta cuestiona a Sebas sobre la jabonadura de la casa de los Cooper. Pancho llega a casa de Blanca con legumbres para hacer las paces y se quedan a cenar. Susana le dice a Crisanta que Julieta la quiere envenenar. Dave dice que no sabe nada de la enjabonada de la casa y después confiesa que no quiere tener una nana. En su casa Dani graba a Gabriel sonámbulo.

Cuando llega el domingo

Todos los Córcega se reúnen a desayunar en casa de Blanca, recuerdan al abuelo y deciden ir al río. Dave invita a Sebas y don Canuto con Axel lo llevan, Crisanta se queda a cuidar a Susana porque se siente mal. Don Canuto vuelve a ver a sus hijos y se emociona, pero doña Imelda se pone muy seria. Catalina asegura que cuidará de Hugo si Susana se mete con él; ella llama a un abogado para proceder en contra de Hugo Aguilar.

Mientras están todos los Córcega en el río Aristóteles avisa que también irán los López; Julieta se queja de que ya son demasiados y doña Imelda sigue haciendo corajes por tener a don Canuto, Axel y Sebas con ellos. Blanca le dice a Robert que no entiende cómo doña Imelda se queda callada si ve que sus hijos hablan con tanta nostalgia de su padre; Robert la calma. Julieta llama a Catalina y ella le dice que si Susana denuncia a Hugo será su culpa. Y ahí termina el capítulo.