En el capítulo 1 de "Mi marido tiene más familia", Julieta escucha decir a Susana que se apellida Córcega. Julieta vive un infierno, se desconcierta mucho y piensa que puede ser familiar de Robert. Mientras tanto, Robert se encuentra en la escuela con Diana y se entera de que un compañero nuevo, de nombre Sebastián defendió a David, cuando se burlaban de él por sus quemaduras.

La abuelita del niño es Crisanta, la actual esposa de don Canuto Córcega. Dave lo invita a su casa y Robert acepta, mientras Crisanta regresa a seguir montando su nuevo negocio de ropa.

Los problemas no terminan en la oficina de Julieta. Pues los osos son un desastre para organizarse y entregan tarde los alebrijes y para colmo rotos, al enterarse Susana de que los irresponsables son la cuñada y el ex alumno de Julieta la acusa de nepotismo; pero las cosas se ponen más intensas, cuando descubre que Audifaz está ofreciendo sus libros, entre las fans de Aristóteles dentro de la empresa.

Mientras tanto Imelda está muy nerviosa, por el escándalo que Crisanta le hizo el día anterior y también por hombre que vio en la calle, pues le recordó al hombre que la abandonó hace 50 años, mismo al que ella le hizo una tumba para hacerle creer a sus hijos que había muerto.

Conversaciones de Don Canuto

Don Canuto platica con su nieto Axel y le confiesa que él tuvo una familia con tres hijos antes de partir de Oaxaca, y que irónicamente el trabajo de su hija Susana los hizo volver ahí.

Llegando a su casa, Julieta pregunta a Robert si no tiene ninguna parienta de nombre Susana Córcega, pero él lo desconoce. Llega de visita Catalina y se queda con los niños, mientras Robert y Julieta van a investigar a casa de Blanca, pero nadie ahí sabe nada; sin embargo doña Imelda se queda muy pensativa.

Vídeos destacados del día

Mientras tanto, Crisanta le dice a Susana que Sebas fue invitado a comer a casa de un compañerito, ella lo va a buscar pero la recibe Catalina, quien no deja de elogiar, lo elegante que esa mujer es.

Ya en su casa, Julieta y Robert discuten porque él quiere hacer un curso en línea para actualizarse sobre quemados, ella le dice que no le puede hacer eso ahora que tiene tantos problemas, pero él le reclama que siempre está para ella y que es hora de que también vea por él, pues también tiene derecho a mejorar en su trabajo.

Julieta vuelve al trabajo y se encuentra con la noticia de que hay unos publicistas recorriendo la empresa. Se descubre que ella tiene a Blanquita en la oficina y los contratistas se niegan a cerrar contrato con Cklass. Julieta está sufriendo mucho, porque Susana Córcega le exige que deje de llevar a Blanquita a la oficina y le da la tarde libre para arreglar sus asuntos. Ahí termina el capítulo.