Tras el estreno de una nueva versión cinematográfica de Winnie The Pooh, se dio a conocer que China prohibió la distribución y emisión de la película, supuestamente, por algunas comparaciones que se han realizado entre el personaje de cuentos para niños y el presidente de dicha nación, Xi Jinping, a quien no le ha agradado la semejanza con su persona, situación que ha ocurrido durante varios años.

Sin embargo, se cree que la razón real por la que se censura la película de acción real, es porque China ya cumplió con las cuotas de estrenos extranjeros, cuyo límite es de 34 películas al año, que se reserva a los “grandes estrenos taquilleros”.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Anime

La película de Winnie The Pooh, denominada “Christopher Robin: un encuentro inolvidable”, es una adaptación que ha hecho Disney del personaje de los 90, la cual es esperada por quienes durante su infancia disfrutaron de las aventuras del oso de los libros infantiles de A.A Milne.

Comparaciones entre las dos regiones

Las semejanzas entre el presidente de China y Winnie The Pooh comenzaron en el año 2013, cuando Xi Jinping realizó una visita a los Estados Unidos. Tras realizar un paseo con el entonces presidente norteamericano, Barack Obama, fue publicado un “meme” donde se comparan a ambos con el oso (presidente de China) y su amigo, Tigger (Obama).

Un año después, se publicó otro “meme” del líder chino donde le daba un apretón de manos al primer ministro japonés, Shinzo Abe, donde en esta ocasión, el compañero de Winnie era el burro Igor (Shinzo Abe).

Finalmente, en el 2015, surgió una nueva comparación. Esta vez se hizo una semejanza entre Xi Jinping, retratado en un vehículo durante un desfile militar, con el osito en un auto de juguete. Dicha imagen fue censurada en China.

Vídeos destacados del día

No es la primera vez

La película del oso amarillo no es la primera en ser censurada en China, ya que en años anteriores se hizo lo propio con la página web de HBO, ya que en el programa de la cadena Last Week Tonight, el presentador John Oliver comparó al líder chino con Winnie The Pooh, lo que causó malestar en la nación asiática.

Pero no solo se ha prohibido una serie de películas, sino también algunos nombres de celebridades en específico como Richard Gere o Harrison Ford, quienes están a favor de la independencia del Tíbet.

Igualmente sucede con las cantantes Madonna y Katy Perry, quienes han utilizado la bandera de Taiwán como vestimenta, comportamiento que se considera un insulto. A pesar de la censura, los ciudadanos chinos tienen otras vías por las cuales podrán disfrutar de la película de Winnie The Pooh, como las tiendas en línea.