Meghan Markle y el Príncipe Harry han estado disfrutando de unas vacaciones con George y Amal Clooney en el Lago Como en Italia.

El Duque y la Duquesa de Sussex disfrutaron de un viaje exclusivo al lado de los Clooney, donde pasaron tiempo cuidando a los gemelos Alexander y Ella, de 14 meses, hijos del actor y la abogada, y disfrutando mientras jugaban baloncesto juntos.

La policía local dirigió una operación de seguridad estricta para garantizar la seguridad de los duques

La policía local trabajó arduamente en dirigir un operativo de seguridad para garantizar que los recién casados ​​se mantuvieran seguros durante su visita a la villa de lujo del siglo XVIII de Clooney, Villa Oleandra.

Meghan y Harry llegaron el jueves pasado por la noche en un vuelo privado y partieron el domingo desde el aeropuerto privado de Malpensa.

El sábado por la noche, George Clooney organizó una cena de gala para sus invitados reales a la que también asistieron con 15 amigos cercanos a las parejas.

George y Amal Clooney fueron invitados a la boda real de los duques de Sussex

Los Clooney asistieron a la boda del Príncipe Harry y Meghan en mayo, donde Amal, una abogada de derechos humanos, lució un impresionante vestido amarillo Stella McCartney con un sombrero a juego. Según los informes, George bailó con Meghan Markle en la recepción exclusiva de 200 invitados en Frogmore House en el Castillo de Windsor.

Harry y Meghan pasaron su fin de semana en la villa en el norte de Italia, donde George filmó parte de su exitosa película "Oceans Twelve".

Meghan Markle y el príncipe Harry asistirán a una presentación de gala del musical de West End, Hamilton, el miércoles 29 de agosto en apoyo de la caridad Sentebale, de la que el duque de Sussex es mecenas.

Vídeos destacados del día

También se espera que la pareja real, que se casó en mayo, visitarán Balmoral para visitar a la Reina y al Príncipe Felipe durante su tradicional descanso en Escocia. La pareja real viajó allí el mes pasado, y se han unido a ella muchos miembros de su familia en las últimas semanas. El domingo, fueron vistos llegando a la iglesia local en Crathie con Mike y Zara Tindall, el Príncipe Eduardo, Sophie Wessex y su hija Lady Louise Windsor, así como la Duquesa de Cornualles.

Según los informes, la duquesa de Sussex partió sola a Toronto, donde se cree que se reunirá con viejos amigos antes de ir a California a ver a su madre, Doria Ragland.

Meghan vivió en Toronto durante seis años antes de mudarse a Londres el año pasado, donde filmaba la serie de Suits en la ciudad.

Su padre, Thomas Markle, estará en México, pero no se sabe si la duquesa se encontrará con su padre, después de su larga disputa.