Monica Lewinsky se encuentra en avanzadas negociaciones para participar en el programa I’m A Celebrity, más de 20 años después del escándalo con Bill Clinton. Se dice que se le ofreció un jugoso contrato para ir a la jungla australiana.

Monica Lewinsky está considerando por primera vez hablar en un programa sobre el escándalo con Bill Clinton

Según los informes, la ex becaria de la Casa Blanca, cuya aventura con Bill Clinton estuvo a punto de terminar con su presidencia, está considerando un gran paquete de pago ofrecido por los jefes de ITV para protagonizar el reality show ambientado en el interior de Australia.

Lewinsky, de 45 años, quien ahora es escritora y oradora motivacional, está en conversaciones con jefes de Televisión que desean que firme en la línea punteada para el programa.

La activista contra la intimidación ha pasado años rechazando ofertas lucrativas para protagonizar programas de televisión desde que estuvo implicada en el escándalo de Clinton en 1998.

Monica ahora tiene una plataforma para hablar sobre el acoso escolar, particularmente en la era digital

Es por eso que aceptó considerar estar en el programa. Además, por supuesto, el dinero que se le ofrece, se dice, es muy, muy atractivo.

Lewinsky se encontró en el centro de una tormenta mediática masiva cuando fue acusada de tener relaciones sexuales con el entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.

La historia entre ellos dos comenzó en noviembre de 1995, cuando Clinton tenía 49 años y Lewinsky 22. Inicialmente, Clinton negó haber tenido relaciones sexuales con Lewinsky, alegando en una deposición de enero de 1998 que los dos nunca estaban solos en la Casa Blanca sin que este supiera que Lewinsky ya había revelado los detalles del romance a su amiga Linda Tripp, a quien le contó que tuvieron nueve encuentros sexuales hasta marzo de 1997; varios incluyeron sexo oral y al menos una involucró a Clinton penetrándola con un cigarro.

Vídeos destacados del día

Este escándalo lo llevó a un juicio político en 1998 después de que fue acusado de mentir bajo juramento sobre su relación con la becaria.

Después de salir de la política, ella salió de los reflectores y pasó años reconstruyendo su vida. Lewinsky finalmente regresó a la vida pública en 2014 y ahora es una abierta activista contra la intimidación, además es escritora y oradora.

Si Lewinsky se inscribe en el programa, podría unirse a estrellas como la presentadora de Good Morning Britain, Kate Garraway.