La rapera Cardi B participó en una pelea en un club de strippers en Nueva York, por lo que fue acusada por el gran jurado, debiendo enfrentar 14 nuevos cargos, entre los que se incluyen agresión, conspiración y acoso.

La cantante ya debía enfrentar cargos menores judiciales por un incidente que protagonizó en el 2018, rechazando declararse culpable para llegar a un acuerdo con la fiscalía de Queens.

Los nuevos cargos a los que se enfrenta Cardi B incluyen dos intentos de agresión con a intención de causar daño. La cantante no ha dado declaraciones públicas sobre la batalla legal que deberá enfrentar.

El rápido ascenso a la fama de Cardi B, hija de padre dominicano y madre trinitense, se inició cuando trabajaba como stripper y comenzó a crear su personaje en las redes sociales, específicamente en Instagram, donde tiene un gran número de seguidores.

Las implicaciones judiciales de los cargos en contra de Cardi B

Según las leyes de Nueva York, la pena que se le imponga a Cardi B no plantea la cárcel, pero sí se puede plantear la posibilidad que sea condenada a cumplir una libertad condicional, lo que sin duda alguna, afectaría de manera grave la agenda de conciertos.

La parte defensora de la cantante no ha querido emitir aún ninguna opinión, por lo que se deberá esperar por la comparecencia, que está pautada para el 25 de junio, para saber que pena deberá enfrentar por la agresión y los otros cargos.

La cantante siempre ha estado rodeada de escándalos y controversias, que la han llevado a tribunales, como en el caso en que se vio involucrada en contra de Nicki Minaj, que se originó porque Minaj cuestionó las aptitudes maternas de Cardi B.

Cómo sucedieron los hechos por los que se le acusa

A finales de agosto del 2018, Cardi B se encontraba en un club strippers en Queens, cuando según lo que se relata, el grupo con el que se encontraba comenzó a lanzar botellas, sillas e incluso una pipa de agua, que causaron lesiones a una empleada del lugar.

Al parecer el ataque fue ordenado por Cardi B en contra de dos hermanas que son bailarinas del lugar, con quienes su esposo, el también rapero Offset le habría sido infiel. En octubre de ese año, la policía acusó formalmente a la rapera por el incidente, siendo acusada de asalto y alarmando a todos los seguidores de esta cantante.

El juez que lleva el caso emitió una orden de protección a favor de las hermanas, por lo que Cardi B no puede establecer ningún tipo de contacto físico ni a través de Internet con ellas, estando en estos momentos en libertad bajo fianza.

Según ha declarado su representante legal, no existen evidencias que Cardi B haya agredido personalmente a nadie en la noche en que sucedieron los hechos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más