La vida de Camila Fernández cambió por completo hace tres años cuando sufrió un fuerte accidente que la dejó siete meses en cama, la cantante confesó a un programa de televisión lo difícil que fue no poder moverse por sí sola y que a sus 18 años su salud no estuviera al cien por ciento.

Perdió la movilidad de manos y brazos

La hija de Alejandro Fernández relató que se encontraba brincando en una cama elástica y al dar una pirueta cayó de cara, esto le ocasionó una fuerte lesión en las cervicales, se comprimió los discos, perdió movilidad de brazos y manos, además de que también se rompió la nariz por lo cual tuvo que ser operada .

Camila recuerda que su cuerpo tenía la fuerza de un niño de tres años, esta era tan mínima que no lograba sostener un micrófono para poder cantar junto a su padre. Su diagnóstico era poco favorable puesto que los médicos le aseguraban que no volvería a tener una vida ágil ya que no podría volver a hacer cosas como: bailar, escribir, cargar, agacharse, entre otras más.

La nieta de Don Vicente Fernández asegura que cayó en una fuerte depresión, ya que se sentía inútil y que nunca podría volver a tener una vida normal, pero asegura que fue su madre, América Guinart la que habló claro con ella aconsejándole que no se dejará vencer y que sólo ella tendría el poder de sanar su mente y su cuerpo.

Uno de los mejores recuerdos que tiene de su recuperación fue el momento en el que logró bañarse por sí sola ya que nunca pensó que esto podría suceder después del diagnóstico que le dieron sus médicos. Camila afirma que ahora ve la vida desde otro ángulo ya que esto le ha dado una gran lección de vida.

Camila Fernández prepara nuevo disco

La joven cantante continúa con sus terapias para estar 100 por ciento sana, pues ya está lista para lanzar su nuevo material discográfico y así demostrar que el legado de la dinastía Fernández continua, y es que debido a este accidente ella puso en pausa su carrera musical.

Al ser parte de una familia famosa y exitosa sabe que siempre estará en boca de muchos, por eso aprovechó para desmentir que le haya faltado el respeto a un repartidor de comida como lo asegurará una revista mexicana, pues asegura que ella siempre se ha considerado una mujer educada y de buenos principios, además de que no coincide con la ubicación ya que el día que se le acusa ella estaba en Los Ángeles con su familia y no en México.

Sin recuperarse al 100%

Camila Fernández estuvo presente en la gala del 20 aniversario de los Latin Grammy 2019 que son los premios más importantes para la Música latina, y aunque no estuvo nominada, ella se dio cita en esta ceremonia para apoyar a su hermano Alex, a su papá Alejandro y a su abuelo don Vicente Fernández quienes compartieron por primera vez juntos un escenario para cantar un recital de música mexicana y así recibir una ovación de pie de todos los invitados que se dieron cita para esta premiación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más