El actor estadounidense Ben Affleck reflexionó sobre el alcoholismo y dijo que "me sentaría allí y bebería hasta que me desmayara". Afirmó que luchó con la idea de ser un alcohólico, pero al mirar hacia atrás juró no dejar que esta enfermedad desencadene otra espiral descendente, por el bien de sus hijos.

La estrella de cine lució mejor que nunca durante su entrevista con Diane Sawyer en "Good Morning America" ​y reconoció que el alcoholismo se apoderó de su vida, hasta el punto de volver a casa después del trabajo y beber hasta que se desmayó. También habló sobre su historia familiar: su abuela se quitó la vida, como resultado del alcoholismo.

Su padre y su tía también eran adictos.

Ahora que está sobrio, Ben dice que quiere mantenerse en el camino correcto para sus hijos. Él dijo: "Realmente no quiero que mis hijos paguen por mis pecados, tampoco que tengan miedo por mí, que es una de las partes difíciles de ser hijo de un alcohólico".

Ben, quien tuvo una intervención en 2018, dice que se puso sobrio por primera vez en 2001 durante un par de años, pero que su consumo moderado de alcohol finalmente empeoró. Él habló brevemente sobre su revés en Halloween, cuando tropezó al salir de una fiesta de WeHo.

Después de ese incidente, Ben dijo que prometió volver a estar sobrio. Y sus 3 hijos con Jennifer Garner, Violet de 14 años, Seraphina Rose de 11 años y Samuel de 7 años, son muy motivadores.

Es por eso que se tomó la última mitad del año 2019, solo para ser papá. En cuanto a su divorcio con Jeniffer, Ben dijo que fue “una de las cosas más difíciles de aceptar, porque había prometido no repetir los errores de su padre”.

Affleck lamentó profundamente su divorcio de Garner

Por otra parte, el actor afirmó que su alcoholismo fue un factor que contribuyó a la separación de su esposa, Jennifer, y lamentó los términos bajos los cuales culminó su matrimonio, que duró 13 años.

La separación legal se logró oficialmente en el 2018, luego de una extensa crisis conyugal. Admitió que el mayor arrepentimiento de su vida fue su divorcio”.

Affleck señaló que “intentó beberse su dolor” y que ahora se esfuerza por ser realmente más honesto consigo mismo”, adicionalmente todos los días batalla con su adicción.

Destacó la carga familiar, en relación a esta enfermedad, especialmente a través de su padre, quien padeció las consecuencias del alcoholismo, hasta que cumplió los 19 años. Similares problemas debieron enfrentar otros familiares del actor, entre ellas su hermano menor, su abuela paterna y sus tíos.

Un nuevo film para Affleck, The Way Back

El actor de Barkeley regresará al Cine con la película The Way Back, donde interpretará a un entrenador de baloncesto, que se esfuerza por mantener su vida unida, mientras enfrenta su adicción al alcohol y se enfrenta a un fallido matrimonio.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!